Trabajadoras de los comedores escolares y padres de alumnos se concentran para reivindicar una solución

· Esta situación afecta en total a 220 familias de Salobreña e incide en muchas personas que no pueden conciliar su vida familiar y laboral, siendo peor aún para familias desfavorecidas o en riesgo de exclusión social
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Alcaldesa y concejal de Educación portan una pancarta.

La situación de los comedores escolares de Salobreña y Lobres, entre muchos otros de la Costa y la provincia, continúa a estas horas sin resolverse, de forma que el próximo viernes o lunes, cuando los alumnos retornen a clase, las familias no contarán con este servicio, que es esencial para muchas de ellas. Por ese motivo, esta mañana ha tenido lugar un acto reivindicativo en el que las trabajadoras de los comedores de la Villa, apoyadas por padres de alumnos, se han concentrado en la plaza Picasso, para luego recorrer los distintos colegios y colocar pancartas para visibilizar su situación.

Con el fin de desbloquear el problema, la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) ha sacado nuevamente a licitación el servicio para 54 centros de toda la provincia, con unos plazos muy ajustados de cara al inicio del trimestre, que será el próximo viernes 8 de enero, y en algunos casos el lunes. Dos empresas son las que han presentado ofertas, aunque según explican desde el sindicato UGT en la Costa una de ellas, Hermanos González, “no se va a hacer cargo de los comedores, pues según la misma empresa no tiene infraestructura para poder hacerse cargo de todo el lote”. Por tanto, según la información que manejan, Serunión sería la única empresa con capacidad para hacerlo, aunque hasta el momento no se les ha comunicado nada al respecto.

Tal y como está la situación a día de hoy, desde este sindicato señalan que, a menos que se dé “un giro de 180 grados”, a partir del próximo 8 de enero no habrá servicio de comedor en 54 centros escolares granadinos, 14 de ellos de la comarca de la Costa. En Salobreña, los afectados son el Juan Ramón Jiménez, el Mayor Zaragoza y el Segalvina, a los que se suma el Cervantes de Lobres.

La circunstancia planteada tiene consecuencias en varios aspectos. Desde el laboral, son unos 500 los trabajadores afectados en toda Granada, muchos de ellos en situación de ERTE y que no pueden acceder a prestaciones por desempleo.

Esta situación afecta en total a 220 familias de todo el término municipal. La ausencia del servicio de comedor incide en muchas personas que no pueden conciliar su vida familiar y laboral, al no tener quién cuide de sus hijos mientras trabajan; y peor aún es la situación que se plantea para familias desfavorecidas o en riesgo de exclusión social, para las que los comedores escolares era una vía para garantizar una buena alimentación para sus niños. Muchas de ellas tenían el comedor subvencionado –incluyendo en algunos casos no solo el almuerzo, sino también desayuno y merienda-, y esto les significará un gasto extra en alimentación en sus hogares, lo cual se nota y mucho en la economía de familias con muy bajos ingresos. Para todas ellas, el comedor se transforma entonces en un servicio esencial.

La alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, junto con el concejal de Educación, Ignacio Trujillo, se han sumado a la manifestación. La primer edil de la Villa ha calificado la situación de “dramática e inaudita” ya que por la “inacción de la Junta de Andalucía” se van a ver afectadas tanto las familias del municipio que hacen uso del comedor, como las trabajadoras de este servicio y toda la sociedad en general. “La falta de acción de la Junta de Andalucía conllevará a que muchas familias se vean abocadas a que algunos de sus miembros tengan que dejar de trabajar para cubrir las necesidades de sus hijos”, ha apuntado María Eugenia Rufino recordando que también dejará sin empleo a muchas personas de la localidad “ampliando además la brecha entre hombres y mujeres ya que la mayoría de las trabajadoras de este servicio son mujeres”.

La concentración celebrada esta mañana ha comenzado a las 12 en la plaza Picasso de Salobreña. Desde allí, las trabajadoras de los comedores y padres de alumnos se han desplazado a los colegios Juan Ramón Jiménez, Mayor Zaragoza y Segalvina, en cuyas puertas de acceso han colocado pancartas reivindicativas de la situación.

Uso de cookies

La web radiosalobrena.com utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su aceptación y estás de acuerdo con nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies