Manuel Martín renuncia como presidente de Vox Granada

· Afirma no sentirse “con fuerzas suficientes” tras el fallo judicial contrario al proceso de primarias por el que resultó elegido
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

El hasta ahora presidente provincial de Vox en Granada, el salobreñero Manuel Martín Montero, ha renunciado al cargo alegando “motivos personales”, tras lo que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) ha aprobado el nombramiento como gestor provincial de la formación de Ángel Luis Onoratto. En un correo remitido a los afiliados, la Secretaría General de Vox envió ayer su “más sincero agradecimiento a Manuel Martín por su entrega e inestimable trabajo desempeñado durante todo este tiempo como presidente provincial”.

La dimisión de Martín viene a raíz la decisión tomada días atrás por el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Granada, que estimó la demanda formulada por supuestas irregularidades en las últimas primarias de Vox en Granada, celebradas en 2020, al entender que se vulneró el derecho fundamental de participación democrática de tres afiliados cuya candidatura se quedó fuera de este proceso interno al anularse parte de sus avales.

En esta sentencia, contra la que el partido anunció que presentará recurso, el juez estima la demanda anulando diversos actos del Comité Electoral, entre ellos la resolución sobre proclamación de candidaturas válidamente presentadas y la proclamación de los resultados definitivos de estas elecciones internas -en las que salió proclamado como presidente provincial Manuel Martín- y condena a Vox a indemnizar en 24.000 euros a cada uno de los demandantes, totalizando 72.000 euros.

Ante este “revés judicial” y “emocional”, Manuel Martín ha explicado a Radio Salobreña que no se siente “con fuerzas suficientes” para continuar representando a Vox Granada.

Prefiere por tanto que sea un gerente provisional la que lleve las riendas de la formación en Granada, y más ante un periodo en el que “hay que tomar decisiones importantes” como las candidaturas a las elecciones municipales.

Aunque el proceso judicial sigue abierto, Manuel Martín no se plantea aspirar nuevamente a la presidencia provincial de Vox cuando se convoquen las próximas primarias, que serán unas nuevas, ya que la sentencia, si bien invalida el proceso electoral anterior, no obliga a repetirlo, según el dirigente salobreñero. Pero como el procedimiento judicial se prolongará previsiblemente durante bastante tiempo, asegura que no quiere seguir ocupando el cargo con una “sensación de provisionalidad cuestionada”.

Por tanto, a partir de ahora Martín se centrará en su labor como concejal de Vox en Salobreña, “un pueblo que necesita un cambio profundo, que para mí es un clamor, donde parece que nada funciona y que todo llega tarde”. Expresa su ilusión y que hará “todo lo posible” por que se produzca un cambio político en el municipio ante “la desidia, la abulia y la desgana que nos ha invadido”.

Consultado sobre si la situación generada por el empadronamiento de la ahora parlamentaria andaluza Macarena Olona en su domicilio le ha generado desgaste, Martín Montero responde tajantemente que “no”, al asegurar que “fue totalmente legal”. Sí admite que ha existido desgaste por la trascendencia mediática del caso, pero concluye que gracias a Olona Salobreña ha tenido una gran repercusión y promoción a nivel nacional.