Las obras de la calle Ramblilla de La Caleta entran en su recta final

· Se renovará la red de pluviales y se dotará a la vía de pavimentación acorde con el entorno, completando la intervención integral realizada entre la plaza del Lavadero y la Casa de la Cultura
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Las obras de renovación de la calle Ramblilla de la Caleta entran en su recta final completando así la intervención integral realizada en la renovación de servicios y reurbanización de toda la zona comprendida entre la plaza del Lavadero y la Casa de la Cultura.

La alcaldesa de la Villa, M.ª Eugenia Rufino, junto al concejal delegado del anejo, Ignacio Trujillo, visitaban esta mañana las obras que se vienen realizado por fases para no entorpecer demasiado el tránsito de vecinos y visitantes. En este caso se trata del tramo comprendido entre la plazoleta y la parada de autobuses de la entrada.

Trujillo, ha recordado que esta calle estaba en mal estado, con grandes agujeros y las líneas de imbornales peligraban con hundirse. Además de la renovación de las redes de pluviales y saneamiento, muy deterioradas, se ha cambiado el sentido de los imbornales pasando a estar en el centro de la vía y siguiendo la línea de la calle. Para concluir, se ha cambiado el firme de hormigón por un adoquinado bicolor con entramado igual a las calles adyacentes ya pavimentadas.

Esta obra, junto a la reforma del Centro de Mayores, superan los 200.000 euros de presupuesto y van con cargo a los planes provinciales de la Diputación, ha concluido explicando el edil.

Plan de obras de mejora en la Caleta

El anejo de la Caleta ha sido objeto de numerosas actuaciones y mejoras en sus infraestructuras en los últimos tiempos para dar respuesta a las demandas y necesidades de los vecinos. Además de lo más inmediato, el inicio la semana pasada de las obras de rehabilitación integral del Centro de mayores, se han llevado a cabo numerosas obras como el arreglo de calles, o la reforma de espacios e instalaciones municipales, como la reforma del polideportivo municipal con una inversión de 70.000 euros, la instalación de un parque biosaludable con 8 máquinas de ejercicios junto a la parada del autobús en la entrada del núcleo urbano o la remodelación de La Casa de la Cultura y del parque infantil.

Las obras de instalación de canalizaciones para abastecer a todo el municipio desde el depósito de agua de Matagallares, el acerado de La Guardia, la mejora de la iluminación de la plaza del Lavadero o la reparación del asfaltado de la Cuesta Caracho, son algunas de las numerosas actuaciones llevadas a cabo en el anejo.

Recordar por último las obras realizadas con cargo al Canon de Mejora de la Mancomunidad, tanto la calle Ramblilla, como las demás vías que desembocan en ella, que tenían un déficit de abastecimiento y de potencia de agua, con unas infraestructuras muy obsoletas que sufrían continuas averías y que ya se han solucionado gracias a estas intervenciones.