La Policía Local rescata un alca en la playa de La Guardia

· El animal que se encontraba desorientada, fallecía horas después.

La Policía Local de Salobreña rescató el pasado sábado un alca que se encontraba desorientada en la playa de La Guardia. Gracias a la colaboración ciudadana, el cuerpo local intervino para rescatar al ave y ponerla a disposición de voluntarios medioambientales, aunque lamentablemente el ejemplar falleció horas más tarde.

El alca común es una especie de ave caradriforme de la familia Alcidae, siendo la única en su género. Vive sobre todo en el norte de Europa y en el Atlántico norte, aunque en invierno muchos ejemplares, especialmente jóvenes, llegan al Mediterráneo. Dado que viven mar adentro, es difícil verlos cerca de la costa, pues solo se acercan cuando hay temporales.

En el caso de este ejemplar, unos viandantes lo encontraron en la playa de La Guardia y requirieron a la Policía Local. Esta a su vez contactó con responsables de la Reserva Natural Concertada Charca de Suárez, que lo recogió y lo entregó al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de Granada. No obstante, su estado era muy débil y falleció.

Se trata de una situación que se está dando frecuentemente en la Costa, posiblemente por los vaivenes climáticos que están teniendo lugar, con altas temperaturas y falta de lluvias. Así lo cree José Larios, inspector de Medio Ambiente de la Charca de Suárez, que fue el encargado de recoger a este malogrado ejemplar en Salobreña.

Este año se han rescatado más alcas de la cuenta, asegura Larios, y explica que el procedimiento habitual cuando se recoge un animal es acogerlo en la Charca de Suárez y darle primeros auxilios, hasta que es recogidos por los agentes del CREA que lo trasladan a sus instalaciones, donde cuentan con especialistas.
Incluso cuando los animales mueren antes de ser recogidos, son conservados para su estudio de cara a conocer las causas de la muerte. José Larios señala que cuando se encuentra un animal en mal estado se debe tener cuidado, pues pueden tener enfermedades. La recomendación es no tocarlos y avisar a las autoridades, y si se recogen debe ser con medidas de precaución como guantes y mascarilla.