La Humillación y el Nazareno y la Esperanza se preparan para procesionar esta noche por Salobreña

· La Cofradía de la Humillación, única que recorre exclusivamente la parte baja de Salobreña, sale a las 21 horas. Media hora después iniciará su desfile el Nazareno junto a La Esperanza
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

El Nazareno y la Esperanza por la Bóveda. // Daniel López

Tras la primera de las procesiones de la Semana Santa celebrada anoche con la salida del Stmo. Cristo de la Humildad, hoy Miércoles Santo la actividad se incrementa con otras dos estaciones de penitencia, la del Stmo. Cristo de la Humillación y María Santísima del Amor, y la de Ntro. Padre Jesús Nazareno y María Stma. de la Esperanza.

La Cofradía de la Humillación, única que recorre exclusivamente la parte baja de Salobreña, sale a las 21 horas desde la Iglesia San Juan Bautista, en la calle Gardenias, y discurrirá por distintas calles como Labradores, García Lorca, Hermanos Álvarez Quintero y Fábrica Nueva, para regresar nuevamente por Labradores hasta el templo.

Esta cofradía destaca por su trono de grandes dimensiones, y todos los años llega a ponerse en duda la salida de la procesión por la incertidumbre de si se va a conseguir la cantidad mínima necesaria de portadores. De momento se cuenta con más de 80, a los cuales es muy difícil reunir previamente para realizar ensayos, según explica José Casares, capataz del trono del Cristo de la Humillación.

El trono admite como máximo a algo más de un centenar de portadores, aunque 75 es un buen número para poder llevarlo sin problemas, afirma por su parte el hermano mayor, Antonio Espín.

Media hora después de la Humillación, a las 21.30, iniciará su desfile el Nazareno junto a La Esperanza. Saldrá desde la Iglesia Ntra. Sra. del Rosario y recorrerá el Casco Antiguo a través de las calles Torre, Gloria, plaza del Pescado, Muralla, Puerta de la Villa, Real, plaza del Museo, Bóveda, Martín Recuerda, Callejón Estación y calle Estación, para volver al templo.

La Cofradía tiene ya más de tres décadas de existencia, aunque es desde 2007 cuando las dos imágenes comparten el mismo torno. Cuenta con un equipo de costaleros integrado por unas cuarenta personas que desde hace unos diez años es mixto, formado por hombres y mujeres.

Ángel Rufino, hermano mayor de la Cofradía del Nazareno y la Esperanza, destaca los nervios previos de la jornada en que se celebra el recorrido procesional, cuestión que comparte también la tesorera Ana Belén Navas.

El hermano mayor destaca que este año hay mucha gente joven participando, muchos nuevos y otros también jóvenes que regresan tras irse a estudiar o trabajar fuera.