La alcaldesa teme que el confinamiento de Granada provoque un nuevo éxodo a la Costa

· La Policía Local dará un par de días antes de empezar a sancionar, con el fin de que la población de la Villa se adapte a la nueva situación.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Una de las urbanizaciones de la playa de Salobreña.

Con la entrada en vigor de un nuevo estado de alarma, cuya principal consecuencia es la implantación de un toque de queda entre las 23 y las 6 horas, se abre un nuevo capítulo en esta crisis sanitaria que, por el momento, está lejos de finalizar. Estas medidas ya están en vigencia en todo el territorio nacional, incluida Salobreña, donde la Policía Local dará un par de días antes de empezar a sancionar, con el fin de que la población se adapte a la nueva situación.

Salobreña lleva oficialmente 76 contagios de coronavirus desde que se inició la pandemia, de los que solo 14 aparecen como curados. De ellos, 31 tuvieron lugar en los últimos catorce días, pero en los últimos siete solo se registraron 8 nuevos casos, por lo que se entiende que la mayoría corresponden al brote asociado a un evento que dio lugar a más de una veintena de contagios. Según explica la alcaldesa de la Villa, María Eugenia Rufino, “si se mirara en una curva, veríamos que volvemos a nuestro ritmo tendencial, de subida, pero lenta, y no exponencial como tuvo lugar la semana anterior con motivo del brote”.

Para la regidora, era necesaria la medida del Gobierno de decretar el estado de alarma que, matiza, es diferente al que tuvo lugar en marzo. En su opinión, este sirve como instrumento para que las comunidades autónomas puedan tomar medidas restrictivas en función de la situación sanitaria de cada lugar. En lo referente a la Villa, se le ha dado la orden a la Policía Local para que no sancione durante los dos primeros días, ya que puede haber personas que desconozcan la medida, si bien en esta primero noche no ha hecho falta siquiera hacer llamados de atención.

Si bien esta mañana ha tenido lugar un cierre perimetral total de la ciudad de Granada, María Eugenia Rufino teme que se pueda volver a producir un éxodo de vecinos de la capital y su área metropolitana hacia la Costa, como ya ocurrió en el primer estado de alarma. Es por ello que ha solicitado información a administraciones superiores sobre posibles medidas para evitar esta situación.

Rufino señala que nos encontramos en una situación “muy preocupante” por el posible “colapso del sistema sanitario”, por lo que apela al sentido común, a la responsabilidad individual y al ejercicio solidario de cada uno, “para cuidarnos y para cuidar a quienes nos rodean, en especial a los más débiles”. Por ello, llama a “limitar al máximo posible nuestros desplazamientos y ayudar a corregir los comportamientos que no son los más cívicos”.

Casos de COVID-19 en Salobreña

Uso de cookies

La web radiosalobrena.com utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su aceptación y estás de acuerdo con nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies