Investigado en Salobreña por abandono animal tras arrojar a su perro herido a un cañaveral

· Se trata de un vecino de Santa Fe que estaba veraneando en la Villa, el cual reconoció que vio que su perro una mañana apenas podía moverse y que tenía gusanos por todo el cuerpo, y decidió abandonarlo para que allí muriese
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

La Guardia Civil ha investigado a un hombre de 68 años como presunto autor de un delito de abandono animal tras descubrir que había arrojado a su perro malherido a un cañaveral en la vega de Salobreña.

La asociación protectora de animales SOS animales Salobreña se puso en contacto con la patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Motril para denunciar que habían encontrado el perro abandonado en este cañaveral de Salobreña en muy malas condiciones y lo habían trasladado a una clínica veterinaria.

Según el veterinario que lo trató, el animal presentaba un aspecto de abandono extremo sanitario: tenía numerosas úlceras bajo el pelo con gusanos, el pelo enredado desde hace años y la uñas extremadamente largas.

Los agentes del Seprona averiguaron que su propietario era un vecino de Santa Fe que estaba veraneando en Salobreña, el cual reconoció a los agentes que vio que su perro una mañana apenas podía moverse y que tenía gusanos por todo el cuerpo, y decidió abandonarlo entre unas cañas para que allí muriese. Ahora el animal ha quedado bajo la custodia de la asociación protectora de animales de Salobreña.

El Código Penal contempla penas de multa de 1 a 6 meses y multa de 31 a 90 días para quien abandone a un animal que se encuentre a su cargo en condiciones que pueda peligrar su vida o integridad.