Una decena de rutas que tienen a Salobreña como punto de partida pretenden atraer a los amantes del cicloturismo

· El Ayuntamiento de la Villa anunció en días pasados su adhesión al portal Cycling Friendly con el fin de apostar por la movilidad sostenible en bicicleta y la promoción del destino para los seguidores de esta actividad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

El Ayuntamiento de la Villa anunció en días pasados su adhesión a un portal especializado a nivel nacional en el segmento del cicloturismo, Cycling Friendly, con el fin de apostar por la movilidad sostenible en bicicleta y la promoción del destino para los amantes de esta actividad. Para ello, se ha editado un catálogo con una decena de rutas que parten desde la Villa y que recorren diversos puntos de la Costa y la provincia de Granada, llegando incluso hasta la vecina Málaga.

En diálogo con el programa Frecuencia Deportiva de Radio Salobreña, el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Salobreña, Gabriel Alonso, ha repasado cada una de las diez rutas, muy diversas en cuanto a dificultad, distancia y riqueza paisajística. Todas ellas vienen recogidas en un tríptico, que dispone a su vez de un código QR para cada una de ellas. Al escanearlos, los cicloturistas pueden ampliar la información básica sobre rutas, altimetrías, establecimientos, fisioterapeutas o cualquier otro servicio del municipio actualizado que les pueda ser de utilidad. Además, está previsto habilitar ‘puntos taller’ donde puedan hacer reparaciones básicas en sus bicicletas.

Una de las diez rutas recogidas es Salobreña-La Cabra Montés, que recorre esta típica carretera llegando hasta el Padul y recorriendo buena parte de la Costa y el Valle de Lecrín a lo largo de 133 kilómetros, alcanzando una altitud de casi 2.800 metros. La siguiente es Salobreña-Nerja, que llega hasta la popular localidad malagueña a lo largo de 76 kilómetros y llegando hasta los casi 1.900 metros; y le sigue la que va hasta Los Guájares, de casi 53 kilómetros, alcanzando una altitud de 1.300 metros. Con una dificultad algo menor, otra de las propuestas es la ruta Salobreña-Almuñécar-Ítrabo-Molvízar, de casi 42 kilómetros, aunque con una altitud máxima que no supera los 900 metros. La más corta de todas con 36 kilómetros, aunque con un nivel alto de dificultad, es la ruta hasta La Guindalera, por encima de Ítrabo, que alcanza los 1.370 metros. 

La ruta Salobreña-Guájar Alto también propone impactantes paisajes montañosos de la Costa interior, con un recorrido de algo más de 60 kilómetros y superando los 1.000 metros de altitud. El itinerario de menor dificultad, recomendado para principiantes, es el de la Vega de Salobreña, pues en su trayecto de 38 kilómetros no se superan los 350 metros. Otra de las rutas difíciles es Salobreña-Castell de Ferro-Haza del Lino, de 110 kilómetros de longitud y con una cota por encima de los 2.800 metros. Las dos últimas rutas son de dificultad media y no superan los 900 metros de altitud: Salobreña-Motril-Gorgoracha, de 52 kilómetros, y Salobreña-Lagos, de 43.

Vale diferenciar estas diez rutas de las tres que se presentaron el año pasado, aunque en ese caso se desarrollaban dentro del término municipal de la Villa.

Uso de cookies

La web radiosalobrena.com utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su aceptación y estás de acuerdo con nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies