Un barco ha limpiado la mancha aparecida este fin de semana junto a la playa de Salobreña

María Eugenia Rufino señala que “la situación de las aguas de nuestras playas no es exclusiva de Salobreña, afecta a todo el litoral”.

Una de las manchas aparecidas.

El agua del mar entre El Peñón y La Guardia ha quedado limpia de la mancha aparecida este fin de semana. La alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, ha explicado que esta mancha, aparecida tras el temporal, ya se ha eliminado y se han tomado las muestras pertinentes aunque los servicios de limpieza continuarán atentos por si reaparece en este o en otro punto del litoral de la Villa.

La alcaldesa señaló que “no se trata de una situación que se viva únicamente en las playas de la Villa sino que afecta a todo el litoral de la Costa Tropical” y ha recordado que el análisis de la mancha aparecida el verano pasado determinó que se trataba de plancton, no de aguas fecales o contaminantes, aunque “desde el primer momento nos hemos puesto a trabajar para aclarar qué es la mancha y, sobre todo, de donde viene”.

Rufino ha explicado que casi a diario aparece una mancha sobre las 13,00 horas en la playa entre el Peñón y La Guardia pero “no de una envergadura preocupante”. No obstante, el pasado fin de semana esta mancha pasó a tener una tamaño de 1,5 kilómetros. El mismo domingo se comenzaron las gestiones para eliminarla pero el temporal impidió que el barco de limpieza comenzara su trabajo de inmediato.

Finalmente, esta embarcación ha comenzado a trabajar a primera hora de la mañana de este martes. Se trata de un barco de limpieza especial a través de filtrado y no de red que, además de encargarse de las tareas de limpieza, está tomando muestras para determinar porqué aparece esta mancha, qué la forma y de dónde viene.

“Los resultados de los análisis determinarán de qué se trata y, a partir de ahí, se podrá deducir de donde procede según sean restos fitosanitarios, orgánicos o naturales”, ha continuado la primer edil de la Villa reiterando que el año pasado se trataba precisamente de restos naturales, plancton, y no de desechos de urbanizaciones, hoteles o del TH-1 como se pudo pensar en un principio.

La alcaldesa de Salobreña ha querido mandar un mensaje tranquilizador a vecinos y visitantes ya que no se trata de una mancha perjudicial para el baño ni que impida el normal uso de las playas. “El Ayuntamiento, junto a todos los servicios implicados como Sanidad o Capitanía Marítima, ya está trabajando para eliminarla y encontrar su origen para impedir que aparezca de nuevo”, ha concluido.