Tres salobreñeros presos en Mauthausen serán homenajeados este sábado en Salobreña

Se descubrirá una placa en el Ayuntamiento con la presencia de varios de sus familiares, además del cónsul francés en Sevilla y la cónsul honoraria en Granada, que acompañarán a las autoridades locales.

Patrick Díaz en su casa de Salobreña.

Mañana sábado tendrá lugar en el Ayuntamiento de Salobreña un homenaje a tres salobreñeros que sufrieron las penurias del campo de concentración de Mauthausen, de los que tan sólo uno logró sobrevivir. Se trata de Antonio González Galeano, Antonio Paloma Alonso, el único superviviente, y Manuel Pulido Noguera, que ha sido el último en ser localizado por Patrick Díaz, impulsor del homenaje y que logró dar con familiares suyos tras la entrevista mantenida en Radio Salobreña hace ahora un año.

Todo surge a raíz de las investigaciones llevadas a cabo por este salobreñero residente toda su vida en Francia e interesado por la suerte de aquellos paisanos que tras la guerra civil española se exiliaron a Francia, de muchos de los cuales se ha perdido el rastro. Hay que recordar que sólo en el campo de concentración de Mauthausen el 80% de los deportados españoles murieron entre 1940 y 1941.

Una vez recabados todos los datos sobre estos paisanos, Díaz los puso en conocimiento de la alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, así como de la embajada de Francia en España, ya que los tres, después de cruzar la frontera a principios de 1939 habían sido encuadrados en las compañías de trabajadores extranjeros, “que eran unidades semimilitarizadas del ejército francés y que fueron hechos prisioneros a raíz de la ofensiva alemana en Francia en junio de 1940”, recuerda Patrick, quien añade que el tercero se alistó en el ejército francés en el regimiento de voluntarios extranjeros. Los tres recibirán mañana el homenaje del Ayuntamiento de Salobreña, que demás de con las autoridades locales, contará con la presencia de varios de sus familiares y de representantes de la embajada de Francia en España.

Cuando le preguntas por qué hace esto, Patrick responde que le parece “importante que no se olvide a estos hombres, que en su día tomaron caminos diferentes pero siempre siguieron siendo españoles y salobreñeros”, porque si no se llega a saber nada de ellos una parte de la historia de España y de Francia desaparece.

Díaz ha querido también en este ocho de marzo tener un recuerdo para las mujeres españolas que lucharon también para liberar Francia, entre 200 y 300, que tuvieron actividad en la resistencia francesa y que fueron detenidas por la Gestapo.

Al homenaje, que consistirá en el descubrimiento de una placa a la entrada del Ayuntamiento, se espera la asistencia de familiares llegados de Francia y otros que viven en Salobreña. Será mañana sábado a las 12.30 del mediodía.