Stop Desahucios intentará impedir el desalojo de dos familias salobreñeras

Piden a la ciudadanía que se presenten este miércoles en la calle Nicolás Redondo a las 10 de la mañana para ayudar a las que consideran víctimas de un contrato fraudulento de alquiler.

Elizabeth de la Rosa y Ana Romero durante la entrevista en Radio Salobreña.

La Plataforma Stop Desahucios Salobreña ha hecho un llamamiento a toda la ciudadanía para que se presente mañana en la calle Nicolás Redondo a las 10 de la mañana para impedir el desahucio de dos familias que, según denuncian, han sido víctimas de un contrato fraudulento de alquiler. La cita es en el edificio Felicidad, situado detrás del Ayuntamiento.

A diferencia de otros casos, aquí no se trata de una situación de impago, sino de un contrato que sería “ilegal”, según Stop Desahucios y las afectadas. Explican que hace cinco años alquilaron estos pisos con opción a compra, estando vacíos y a estrenar, y que se gastaron todos sus ahorros para equiparlos.

Las dos afectadas, Elizabeth de la Rosa y Ana Romero, señalan que estos pisos se pusieron en alquiler a un precio bastante favorable para algunas familias, la mayoría de las cuales se han marchado, y también su precio compra era bastante asequible. Dicen haber estado siempre al corriente de pago y que durante dos años ingresaron el dinero en la cuenta de una empresa “ficticia”, Fincas Coslada, que “no existía”.

Elisabeth de la Rosa relata que los pisos tenían una deuda que supuestamente se iba a pagar con el alquiler, aunque afirma que no se ha pagado nada.

Las afectadas dicen haber tenido conocimiento de la situación cuando les pidieron que dejaran de ingresar el dinero en una cuenta como lo habían hecho durante dos años, y que lo hicieran en efectivo en la inmobiliaria a cambio de un recibo. A partir de esta y otras situaciones comenzaron a investigar y se dieron cuenta de que habían sido “estafadas”.

Respecto a la acción de la justicia, Stop Desahucios señala que se han desestimado sus contratos “porque son ilegales”. Carmen Guerrero es responsable de esta plataforma en Salobreña y asegura que hay otros casos similares en Salobreña y que hay otro bloque “que están desalojando ya”, en los que viven “familias en exclusión social que no tienen a donde ir”.