Sergio Sebastiani

Pese a tener también la ciudadanía italiana, heredada de sus antepasados, nació en la ciudad de La Plata, Argentina, el 12 de agosto de 1973. Vivió allí hasta el año 2001, donde desarrolló toda su formación académica, desde la Escuela Primaria en la Escuela Nº 10, pasando por la Secundaria en el Colegio Nacional y sus estudios de inglés en el Lincoln School o de italiano en el Instituto Dante Alighieri. En 1995 ingresó a la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata, y ya desde el segundo año de carrera en 1996 inició sus primeras colaboraciones en medios de comunicación, tanto escritos como radiofónicos, entre ellos Radio Provincia, la emisora estatal de la provincia de Buenos Aires. Tras finalizar el quinto y último año de carrera, graduándose en diciembre de 1999, trabajó y colaboró en distintas emisoras de La Plata y Berisso, y en medios gráficos de Buenos Aires, realizando labores de redacción y corrección en diferentes publicaciones de la editorial Escorpio.

En 2001 inició una nueva etapa laboral en España, trabajando en diferentes medios de la Costa Tropical y la provincia de Granada, tanto escritos como de radio y televisión o prensa digital. En ellos realizó todo tipo de tareas, tanto en redacción para los servicios informativos y programas magazine, como en la presentación de programas deportivos, de variedades y de entrevistas, o como fotógrafo para medios gráficos.

Sus primeras tareas las realizó en Almuñécar Televisión y el periódico motrileño El Faro, y posteriormente en Canal Tropical y Costa Tropical Información de Almuñécar. Desde 2003 hasta 2013 fue corresponsal en la comarca del diario Granada Hoy,  mientras que en enero de 2006 se incorporó a Radio Salobreña, donde permanece hasta la actualidad como parte del equipo de redacción del informativo Redacción Costa y presentador del programa de deportes Frecuencia Deportiva. Desde febrero de 2014 colabora en distintos suplementos del diario Ideal, además de hacerlo en forma puntual en otras publicaciones.

Siempre es difícil para cualquier emigrante adaptarse a una nueva vida y a un nuevo medio, y más cuando se trata de un país extranjero. Pero gracias a la buena acogida que tuvo por parte de las gentes de la comarca costera y a las amistades cosechadas, sobre todo en su paso por distintos medios de comunicación, ese cambio ha sido más sencillo y hoy se siente uno más entre nosotros.