Seis coros participan este viernes en el Certamen de Villancicos Rocieros

Se trata de un evento organizado por la asociación de mujeres Mudesa de Salobreña. Será a las 20 horas en el Auditorio, y la entrada cuesta un kilo de caramelos que se destinarán a la Cabalgata.

Una actuación del coro Mudesa. // Archivo

La Asociación de mujeres Mudesa de Salobreña organiza un año más el Certamen de Villancicos rocieros, que se celebra este viernes a las ocho en el Auditorio de la Villa y que presenta como novedad que en esta ocasión no tendrá carácter competitivo sino simplemente participativo, además de solidario, porque el precio de la entrada es un kilo de caramelos que un año más irá destinado a la Cabalgata de Reyes Mayos de la Villa, “que es el día más importante de toda la Navidad porque no hay nada más grande que la ilusión de un niño”. Quien así habla es Teresa Izquierdo, la presidenta de la Asociación salobreñera, que además se ha mostrado encantada porque para esta edición todos los coros a los que han llamado le han dado el sí, de manera que a excepción de uno que no puede hacerlo por motivos laborales el resto estarán en el Auditorio para animar a los asistentes a esta Gala

Son seis las agrupaciones que participan en esta fiesta rociera, Cosas Nuestras de Granada, Soniquete de Motril, un coro de La Herradura, Solera Cantares y la propia Mudesa con su coro rociero.

El objetivo principal, insiste una y otra vez Teresa Izquierdo, es colaborar con la Cabalgata para “mantener la ilusión de los niños”, por eso invita a vecinos y visitantes a acudir con su kilo de caramelos.

Por otro lado, la presidenta de Mudesa ha mostrado su deseo de poder participar activamente en el desfile del cinco de enero. Lo único que les falta es una batea para poder subirse encima y formar así parte de la comitiva junto a los Magos de Oriente Y pide que si a alguna persona le sobra o no le hace falta una batea que se la presten para cumplir así con su deseo, con el compromiso de “devolverla tal como nos la den”, ha asegurado Izquierdo.