Se retoman las obras de calles en el Casco Antiguo, que obligarán a realizar nuevos cortes de tráfico

Inicialmente se intervendrá en la bajada desde la plaza del antiguo mercado, y tras la Navidad se actuará en la calle Rosario. Para este martes se anuncia el corte de la calle Cartero Manuel Montilla.

Señalización de las obras en la Ladera de la Cruz.

Las obras de rehabilitación urbana que se vienen realizando en el Casco Antiguo a través de la Mancomunidad, y que se interrumpieron durante la temporada estival para no afectar el tráfico en época turística, se van a retomar de forma inminente. Por lo pronto, para mañana se anuncia el corte al tráfico de la calle Cartero Manuel Montilla, con acceso permitido solo a residentes. Si bien esta vía ya ha sido rehabilitada, queda por finalizar la curva de bajada desde la plaza del antiguo mercado, así como la plaza situada a espaldas de la calle Rosario.

Los trabajos que quedan pendientes en el Casco Antiguo para la sustitución de infraestructuras de saneamiento y abastecimiento se dividirán en dos fases. La ya mencionada, que probablemente se prolongue hasta la Navidad, y tras un parón por esas fechas se iniciará la segunda, que comprende la calle Rosario y un pequeño tramo de Fábrica Nueva, completando así todo el circuito de subida y bajada al núcleo histórico.

En una reunión mantenida entre todas las partes implicadas se han establecido los plazos de obra previstos, de dos meses para la primera fase y cuatro para la segunda, y en ella la alcaldesa, María Eugenia Rufino, ha solicitado su cumplimiento efectivo, ya que los anteriores sufrieron retrasos por la aparición de piedra en el subsuelo.

Tras las fiestas navideñas se iniciaría el tramo de calle Rosario, con un plazo estimado de cuatro meses, para el que la alcaldesa ha pedido su finalización antes del próximo verano. Si bien los trabajos comienzan mañana, la Policía Local está estudiando cómo se llevará a efecto la nueva regulación del tráfico, pues en un principio se efectuarán unos trabajos previos que inicialmente permitirían mantener abiertos todos los accesos. Por tanto, de momento no vería afectado el recorrido del autobús urbano, aunque en breve sí será necesario disponer nuevamente del microbús.