Se abre el plazo de inscripción para los caballistas que quieran participar en la Romería

La participación implica la presentación de una determinada documentación y el respeto a la normativa para mantener viva esta tradición y a la facilitar la convivencia, evitando posibles accidentes.

Caballistas en la Romería.

Del 3 al 24 de septiembre estará abierto el plazo de inscripción para los caballistas que quieran participar en la Romería de las próximas Fiestas del Rosario. La participación implica la presentación de una determinada documentación y el respeto a la normativa para mantener viva esta tradición y a la facilitar la convivencia, evitando posibles riesgos y accidentes.

Todos los caballistas que deseen participar en la Romería deberán rellenar la solicitud acompañada de la documentación del animal y el seguro, así como DNI del jinete. Una vez realizada la inscripción se le dará una pegatina con un número de participación que deberá colocarse en lugar visible. Las solicitudes rellenas junto a la documentación requerida deberán presentarse de 9 a 14 en la Oficina de Atención al Ciudadano, en la planta baja del Ayuntamiento.

Con todo esto se pretende evitar incidentes que han tenido lugar en ediciones anteriores, incluido el año pasado, en una medida en la que la propia Asociación de Caballistas de Salobreña está de acuerdo, para que no tengan que pagar justos por pecadores.

Pepe Rufino, presidente de la Asociación, señala que el año pasado fueron 256 los caballos que acudieron a la playa de Salobreña para la Romería, y teniendo en cuenta tan elevado número es necesario llevar un control sobre todos los animales que acuden y sus respectivos jinetes.

Por otra parte, Rufino explica que ya se están preparando las actividades a desarrollarse en esta edición de la Romería, que será el 30 de septiembre, y que incluirá juegos como las tradicionales carreras de cintas y también una exhibición de doma.

La salida de los jinetes será de 10.15 a 10.30 desde el solar ubicado junto al Polideportivo, de manera que el caballista que no esté a esa hora no podrá circular por el casco urbano. Durante toda la jornada se deberá respetar el espacio asignado para los caballos, mientras que a partir de las 23 horas queda prohibido el tránsito de los animales.