Salobreña se suma a la repulsa por el asesinato por parte de su ex pareja de Ana María

En el breve acto conmemorativo por esta vecina de Íllora que residía en el barrio granadino del Zaidín se ha guardado un minuto de silencio.

Momento del minuto de silencio a las puertas del Ayuntamiento de la Villa.

Tal y como viene ocurriendo en las últimas horas en muchos puntos de la provincia, Salobreña ha guardado esta mañana un minuto de silencio por Ana María Morillas Mazuecos, una vecina de Íllora asesinada el pasado sábado por su expareja en el barrio granadino del Zaidín, crimen que el propio autor confesó. Corporación municipal, trabajadores municipales y vecinos de la Villa se han reunido a las puertas del Consistorio para condenar un nuevo hecho de estas características, y que nos toca de cerca por haber tenido lugar en nuestra provincia.

La alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, ha encabezado el breve acto conmemorativo, lamentando tener que realizarlo una vez más. Y es que este año son ya una decena las mujeres que han sido asesinadas en España por violencia de género, según ha destacado la regidora, quien ha querido trasmitir el dolor y la solidaridad de todo el pueblo a los vecinos de Íllora y Granada. Para María Eugenia Rufino, el Pacto de Estado contra la Violencia de Género “es el camino.

“Basta ya de violencia de género”, ha dicho la alcaldesa, quien ha pedido la unión de toda la sociedad y todas las instituciones “para que esto, en el futuro más cercano posible, sea solamente un recuerdo”.