Salobreña se convierte en municipio piloto de un novedoso Plan integral de Control de Plagas

· Lo pondrá en marcha la empresa Sanisur e incorporará incorpora los últimos avances en este campo, como alternativas ecológicas que no afectan al medio ambiente
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Francisco del Carpio muestra una de las trampas que se usarán en el plan.

Salobreña ha tomado la iniciativa en materia de control de plagas y se convertirá en municipio piloto para testear diversos métodos que permitan combatir vectores como roedores, cucarachas e incluso palomas, y todo ello de forma sostenible. Para ello, se intentará reducir al máximo el uso de biocidas mediante diversas alternativas ecológicas, y todo será a coste cero para el municipio, ya que la experiencia es financiada al cien por cien por la empresa Sanisur, encargada del control de plagas en el municipio.

Para la puesta en marcha de este plan integral, la empresa ha desarrollado un exhaustivo informe sobre la presencia de plagas en Salobreña. Se han definido los puntos en los que se han hecho más intervenciones en los tres últimos años en materia de ratas y cucarachas; aquellos en los que se han realizado dos; y los que han sido objeto de una sola intervención. Con ello se ha confeccionado un mapa donde se muestran como puntos más conflictivos las avenidas del Mediterráneo, de Motril y 28 de febrero, así como la calle Fábrica Nueva.

Gracias a esta información, se podrán adelantar las actuaciones en esos puntos e intervenir de manera preventiva, pues se pretende cuantificar la cantidad de roedores y cucarachas que se aglutinan en el alcantarillado y en edificios municipales de Salobreña. Esos trabajos se realizarán mediante métodos ecológicos, buscando afectar al mínimo posible al medio ambiente, según Francisco Del Carpio, director técnico de la empresa de control de plagas Sanisur.

Por ejemplo, para combatir las ratas, se utilizarán métodos novedosos como una trampa de resorte automatizada, que consiste en una trampa de toda la vida, aunque al momento de atrapar un vector envía automáticamente un mensaje por SMS para saber que ha saltado, y así poder retirar al roedor muerto. Además, se introduce en una carcasa de plástico para que no le afecten los factores climáticos. Otro método es una trampa de CO2 para ratones, que los mata en el acto a través de una carga de este gas y que ya se está utilizando en el parque La Fuente. También se utilizará una trampa que deja encerrados a los ratones en una caja metálica, que al tener la tapa transparente permite ver desde arriba si hay alguno atrapado; y a ella se suma una similar para ratas, también con aviso vía SMS. Si estos sistemas fallaran, siempre se pueden utilizar biocidas, aunque eligiendo los menos nocivos para el medio ambiente.

En lo referente a las cucarachas, gracias a los estudios realizados se puede saber cuáles son las mejores épocas para realizar los tratamientos, y en qué lugares concretos actuar. Para ello se utilizará un insecticida por alimentación muy específico que pretende eliminar en cascada a toda la colonia. Asimismo, otro método es el pintado de las alcantarillas en los puntos más críticos con una pintura a la que se inyecta una molécula insecticida.

Todas estas alternativas serán probadas por la empresa sin coste alguno para el Ayuntamiento, ya que se trata de comprobar su efectividad, según apunta Francisco del Carpio.

Otro vector contra el que se pretende luchar es la paloma, que se convierte en un problema ambiental cuando su número es excesivo. Para ello se ensayará un producto esterilizante por alimentación con el fin de mantener la población en un nivel óptimo, pero que no afectaría al resto de aves al ser selectivo. “No se trata de matarlas, sino de evitar que procreen”, explican desde la empresa.

Finalmente, la empresa también probará un método para evitar la proliferación las malas hierbas en las vías públicas sin utilizar herbicidas, sino otros productos que no afectan al medio ambiente y que supondrán un ahorro importante en mano de obra.

El concejal encargado de estas cuestiones en el Ayuntamiento de Salobreña, Luis Cano, ha explicado que normalmente se trabaja por avisos y temporadas, pero con este método “se podrán no solo tratar las zonas de forma preventiva, sino lo que es más importante, se reducirá  progresivamente el nivel de plaguicidas utilizados en el municipio”. Toda la campaña está supervisada por especialistas en seguridad animal, biólogos y control veterinario, mientras que se está trabajando en una aplicación móvil permitirá una comunicación directa entre los vecinos y la empresa para dar una respuesta aún más rápida a los avisos.

Uso de cookies

La web radiosalobrena.com utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su aceptación y estás de acuerdo con nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies