Salobreña se concentra por el caso de la “manada de Manresa”

Las varias decenas de concentrados esta tarde en la plaza Juan Carlos I exigen se califique de violación y no de abuso la agresión sexual cometida por siete hombres contra una menor.

Representantes municipales durante la lectura del manifiesto,

Varias decenas de personas se han concentrado este lunes por la tarde convocadas por el Consejo municipal de Igualdad, que a su vez ha secundado la convocatoria realizada a nivel nacional para protestar por la petición fiscal de que se considere abuso y no violación la agresión sexual cometida por siete hombres contra una menor en la localidad catalana de Manresa, lo que se conoce como el caso de “la manada de Manresa”.

Aunque los hechos ocurrieron en 2017, es ahora cuando se celebra el juicio por esta agresión contra una menor que entonces tenía 14 años, por la que los acusados se enfrentan a penas de entre diez y diecinueve años dependiendo de que la fiscalía mantenga su calificación inicial de abuso o lo cambie por el de violación, lo que podría ocurrir a la vista de las últimas declaraciones de la joven en el juicio afirmando que se sintió “intimidada” y que los presuntos agresores tenían una pistola “que se iban pasando y hacían ver que la cargaban”.

En Salobreña ha sido más de medio centenar las personas que han secundado la concentración, incluyendo concejales del equipo de gobierno y otros grupos municipales, donde la alcaldesa de la Villa ha señalado la importancia de “que la voz de Salobreña se escuche en ese clamor nacional con respecto a lo que está ocurriendo con respecto a la llamada manada de Manresa”. María Eugenia Rufino ha recordado que existe un Pacto de Estado contra la violencia de género que recoge la modificación del código penal para supuestos como el actual que permiten que se juzgue a la vícitima como si fuera culpable y no al contrario”.

A continuación, María, una vecina de Salobreña, leyó un manifiesto elaborado por el Consejo de Igualdad manifestándose en estos mismos términos y reivindicando que este no es un caso de abuso sino de violación.

La alcaldesa quiso además mostrar su más “enérgica condena y repulsa contra el machismo, que tristemente sigue matando mujeres en España”, al hilo del último asesinato ocurrido hoy mismo contra una mujer de 28 años a manos de su pareja en Salas de los Infantes, provincia de Burgos.