Salobreña contará en breve con dos Residencias geriátricas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print


Con inusitada agilidad se ha desarrollado la sesión plenaria extraordinaria a pesar de los trece puntos de su orden del día. Bien es verdad que algunos de entre ellos eran sólo notificaciones y otros varios han salido por unanimidad. Aun así ha habido debate en casi todos, pero los portavoces no se han explayado como en otras ocasiones, y encima faltaba uno, ya que la vacante dejada por el andalucista Juan Collado no ha sido finalmente cubierta por la no comparecencia de su sustituto.

Lo más destacable es el empuje que se ha dado a las dos residencias geriátricas pendientes de ejecución en la playa y Lobres. En el primero de los casos se trataba de aprobar el cambio de uso de una parcela al final del vial de la playa, originalmente destinado para la construcción de un hotel de tres estrellas. Unanimidad pero algunas críticas, como la del portavoz de IU, quien señaló que se tenía que haber llevado a cabo hace años con el propietario e instarle a cumplir su compromiso. Angel Coello pidió mayor beligerancia con otras parcelas como la de Enfermundi o las VPO del sector Norte para que se desarrollen.

El portavoz del PSOE reconoció que se trata de algo muy necesario para la zona y expresó su sentido de la responsabilidad al aprobarlo, aunque a su juicio se ha perdido un tiempo precioso.

El concejal de Urbanismo habló del largo proceso y de las ofertas a los promotores de otras parcelas para la construcción de la residencia, además de recordar que desde el primer momento apoyó el cambio de uso.

Y el alcalde explicó que estos años de negociaciones han sido duros, porque la promoción tenía novios en otros municipios. Dijo que el ayuntamiento lo único que ha hecho es apoyar desde fuera por lo que no se puede hablar de plusvalías y negó que el equipo de gobierno se haya dormido, sino que ha estado en todo momento pendiente de que saliera adelante el proyecto. El plazo establecido para la obra de es 36 meses

La otra residencia geriátrica se construirá en Lobres. Los corporativos han aprobado el estudio de detalle que marcará el punto de partida para su puesta en marcha, ya que los promotores están interesados en que esté terminada cuanto antes, aunque no se ha hablado de plazos.

Todos a favor, pero el portavoz de IU pidió que se tenga en cuenta en estos convenios el que efectivamente el destino sea el acordado, de manera que si a futuro se decidiera cambiar por la promotora variara asimismo el aprovechamiento medio del 10 para el Ayuntamiento que sería mayor. El portavoz del PSA aplaudió que hayan primado los intereses generales sobre los particulares, aunque el ayuntamiento ingrese menos. El portavoz del PSOE dijo echar de menos un mayor compromiso por parte de los promotores en cuanto a plazos, aunque también apoyó el proyecto. El concejal de Economía resaltó los múltiples viajes de la concejala de Lobres a otras administraciones para agilizar el proyecto, mientras que Pérez Cobos resaltó la complejidad del proceso, que en principio contemplaba viviendas pero que los promotores decidieron cambiar por la dificultad para su venta. Desde el principio contaron con la aprobación del equipo de gobierno para el cambio de uso por su carácter social. Esta residencia en principio se plantea como centro de lujo sin plazas concertadas.

Con todo, 3.890 metros serán para dotacional sanitario y una pequeña cantidad de espacio queda para viviendas.

La polémica y el debate se suscitaron en un punto económico, una modificación presupuestaria para afrontar el pago de horas extraordinarias a policías locales. La oposición se mostró en contra argumentando que se trataba de un agravio con el resto de trabajadores municipales que tras reunión con los sindicatos acordaron no cobrarlas y cambiarlas por tiempo libre. La propuesta de la oposición de dejar el punto sobre la mesa para analizarlo con mayor detenimiento y contemplando a todos los trabajadores no prosperó.