Salobreña asume el compromiso por el clima declarando el estado de emergencia climática

La moción presentada por Podemos, que incluye hasta 14 puntos que recogen diferentes medidas, se hizo institucional tras el acuerdo de todos los grupos municipales en el pleno.

Sesión plenaria celebrada este jueves.

Comenzó como propuesta de Podemos, que a su vez la presentaba al Pleno tras su redacción por parte del colectivo Fridays for future y el traslado a esta formación por la asociación Cal y Caña. Y acabó como moción institucional una vez que los corporativos expresaron su acuerdo para ello.

Se trata de declarar el ‘estado de emergencia climática’ en Salobreña, lo que conlleva la necesidad de iniciar una acción firme y concreta para frenarlo por las graves consecuencias para la población mundial. Como respuesta a estas circunstancias, afirman que hacen falta cambios profundos en un modelo socioeconómico cuyas principales víctimas somos nosotros mismos, y para ello es imprescindible la movilización social, pero también la acción de las instituciones públicas, según se señala en la exposición de motivos. Y ahí la función del Ayuntamiento es primordial, según defendió la ponente inicial de la ponencia María Jesús Castaño.

Se trata de llevar a cabo campañas reales y vinculadas y a largo plazo, señaló Castaño. La moción incluye hasta 14 puntos que recogen diferentes medidas en la misma línea vinculadas al sistema de movilidad, a un plan ambicioso de reforestación y renaturalización del territorio municipal, campañas de información y concienciación, soberanía alimentaria, comercio local de cercanía justo y ecológico, auditoría medioambiental, replanteamiento de la estructura urbanística e infraestructuras o gestión adaptada de las aguas, entre otras.

El portavoz de Vox, Manuel Martín, se mostró a favor de “regular y minorar los impactos del calentamiento global”, aunque alertó sobre la posibilidad de que las medidas contempladas entren en conflicto con futuros planeamientos, además de criticar que se hable de “zonas devastadas”, conceptos de cuya utilización responsabilizó a la izquierda, que según su opinión también se refiere a zona cero cuando habla de ciertos desarrollos urbanísticos.

 “No puedo admitir que un discurso venga de la izquierda porque plantee lo que dice”, respondió la alcaldesa al portavoz de Vox. “Con respecto a que nos hemos cargado el paisaje y demás, ese argumento se lo he oído decir a gente de toda ideología política” añadió María Eugenia Rufino.

El resto de portavoces se4 mostró de acuerdo con los términos de la moción, mientras que Angel Coello recordó que la misma es consecuencia de los acuerdos de París de 2015, donde se fijaba entre otros objetivos el de reducir un 40% la emisión de CO2. El cambio climático es innegable, aseveró el edil de Izquierda Unida, quien pidió apoyar la propuesta al margen de demagogias, señalando que los ayuntamientos ya pueden ir haciendo algo al respecto. Preguntado por la alcaldesa si aceptaba los términos de la moción para hacerla institucional, el portavoz de Vox pidió que “no se utilice el calentamiento global para oponernos a ciertos desarrollos”, a lo que Coello respondió que los desarrollos urbanísticos ya comprometidos están consolidados y en cuanto a los futuros tendrán que adaptarse a la ley.

Con el acuerdo de todos los grupos municipales, la moción se convirtió en declaración institucional de compromiso de Salobreña por el clima.