María Eugenia Rufino es ya alcaldesa de Salobreña para los próximos cuatro años

La socialista ha sido respaldada por los siete ediles de su partido, el PSOE, y los dos de Izquierda Unida, que entran a formar parte del nuevo equipo de gobierno de la Villa.

Concejales de la Villa en una foto de familia tras el pleno.

Casi con puntualidad británica se ha celebrado este sábado el pleno de Investidura de la nueva Corporación Municipal de Salobreña, que estará presidida de nuevo por María Eugenia Rufino tras ser ésta votada por los siete ediles de su partido, el PSOE, y los dos de Izquierda Unida, que se incorporan así al equipo de gobierno

Numeroso público estaba ya sentado en las butacas del Auditorio de la Villa y los 17 concejales electos a ambos lados del escenario cuando, a las doce en punto, el secretario Accidental daba inicio a la sesión de constitución de la nueva corporación municipal. El guión ha sido el habitual, con el protocolo de lectura de artículos relacionados con tal evento y la constitución de la Mesa de Edad, que ha estado conformada por el mayor, Angel Coello Infantes, y el menor, Nelson Ligero Alabarces.

Ellos dos fueron los primeros en prometer sus cargos, seguidos del resto de los 17 ediles. Algunos prometieron, otros juraron, otros añadieron palabras al texto habitual, e incluso hubo quien juró y prometió por dos veces.

El paso siguiente ha sido el de la elección de alcalde, al que se presentaron todos los candidatos a excepción del de IU. Precisamente con sus dos votos más los siete del PSOE salió elegida María Eugenia Rufino Morales como alcaldesa para los próximos cuatro años.

La ya alcaldesa recibió la vara de mando de manos del secretario y la ofreció al público antes de ceder la palabra a todos los portavoces, quienes le trasladaron su felicitación.

Plácido Leyva, de Ciudadanos, mostró todo su apoyo “a todo lo que sea en beneficio del pueblo y para que el municipio crezca”.

Por Más Costa Tropical, Juan Collado Flores deseó a la alcaldesa que “haga una buena función en su cargo por el bien de los salobreñeros”

En nombre del PP, Gustavo Aybar Benítez manifestó su intención de trabajar y luchar desde la oposición pero “tendiendo la mano a todo lo que sea beneficioso para el pueblo”.

El portavoz de IU, Angel Coello Infantes, miembro ya del gobierno, apeló por “aunar esfuerzos por hacer una Salobreña más amable y vivible”.

María Jesús Castaño, de Podemos recordó que “el voto recibido es un préstamo temporal de confianza que tendrá que ser evaluado al final del ciclo”.

Y por Vox, Manuel Martín Montero señaló que la victoria socialista fue en buena lid y manifestó a la ya alcaldesa “desde la discrepancia ideológica” su profundo respeto por haber contactado con todos los grupos tras las elecciones del 26 de mayo.

En su discurso de investidura, María Eugenia Rufino señaló que será la alcaldesa de todos, sin distinción, con la premisa de “trabajar desde el minuto cero por resolver los problemas del municipio. Y si me tuerzo podéis llamarme al orden”, pidió a los  concejales de la oposición, a los que deseó un mandato del mismo tono de respeto y talante que el que ha concluido.

Finalizó ofreciendo al pueblo su vara de mando, “vara que recibo para apoyarme en la gente”, dijo a los presentes en el Auditorio.

Una vez concluido el pleno, los ediles pasaron por los micrófonos de Radio Salobreña donde hicieron sus respectivas valoraciones y expresaron sus deseos, proyectos y sugerencias. Aunque también algún reproche

El ya portavoz de Vox, Manuel Montero, reconoció que aunque desde siempre ha estado implicado y le gusta la política, nunca le ha gustado estar en primera línea, pero que lo asume y permanecerá en la oposición los próximos cuatro años fiscalizando y apoyando aquello que considere justo

María Jesús Castaño ha agradecido a sus votantes y a su partido la confianza depositada y apostó por trabajar para mejorar la calidad de vida de los salobreñeros

La portavoz de Podemos fija como prioridad absoluta la limpieza. “Hay que ponerse a ello ahora que expira el contrato con la empresa de limpieza y tomar las medidas necesarias para municipalizar el servicio”.

Por el partido Popular, Gustavo Aybar, que vuelve a la corporación tras cuatro años sin ser concejal, señaló que desde la oposición estarán expectantes de lo que haga el gobierno para denunciar lo que no esté bien, pero tendiendo la mano a lo que sea bueno para el pueblo

Aybar estará acompañado en su bancada por José Berto Casares Robles, empresario del sector del transporte, que entra por vez primera en el Ayuntamiento.

Del Partido Andalucista, por el que ha sido concejal desde el 1998 casi sin interrupción, Juan Collado pasa a ser ahora portavoz de Más Costa Tropical. “La experiencia es un grado”, afirma el concejal que compartirá grupo con José Navas Rodríguez, Licenciado en Geografía e Historia. Y ha apelado a la imaginación, porque no todo es dinero en la gestión pública, dijo en relación a la tarea que tiene por delante el gobierno y su nuevo socio

Por cierto, que Collado señaló que había un Plan B en cuanto a la propuesta de pactos. Ha asegurado que él presentó una sabiendo que iba a ser inviable porque había conversado con IU sobre presentar otra propuesta los cuatro concejales, los dos de Más y los de IU y así entrar en bloque en el gobierno. Manifestaciones que ha desmentido Angel Coello, cuya primera reacción ha sido decir que “esto no es un patio de colegio”, que tras la lectura del resultado electoral no contemplaban ningún escenario. “pero la prudencia sí determinaba el permitir que cada uno jugara sus posibilidades y sus bazas”. Y añadió que IU estaba negociando y que si no se llegaba a ningún tipo de acuerdo con el PSOE se abrirían todos los escenarios, “y nada más; las chiquillerías y regates en corto no van con nosotros”. Y señala que de no haber llegado a acuerdos se hubieran quedado en la oposición.

En cuanto al área que tendrá a su cargo Izquierda Unida, Medio Ambiente, sabe que le ha tocado bailar con la más fea “o con la más sucia”, ha dicho Coello en tono jocoso al incluir esta área la limpieza del municipio. “Es un reto importante”, ha dicho, para añadir que espera que en tres o cuatro meses se puedan ver cambios en este apartado

“Pretendíamos un gobierno más participativo”, ha dicho Plácido Leyva para explicar la postura de Ciudadanos de quedarse en la oposición y no plantear pactos de gobierno. Y eso que también tiene dos concejales, él mismo y Almudena García Jaraices, trabajadora en muchos sectores y actualmente preparando el acceso a la UNED. Leyva dice creer más en los pactos a lo largo de la legislatura que en las mayorías de gobierno. “No queremos sillones ni cambios de cromos”, ha dicho el portavoz de Ciudadanos, cuyo objetivo es trabajar para que la gente de Salobreña viva mejor

El proyecto de gobierno de María Eugenia Rufino es a ocho años. Así lo ha indicado en múltiples ocasiones la alcaldesa, por lo que considera que está a mitad de la misión. Hay muchos mimbres puestos para que se culminen proyectos que están en marcha y que confía en que en esta legislatura vean la luz: El desarrollo hotelero es uno de ellos, junto con el espigón de la playa, el Paseo Marítimo o el nuevo Centro de Salud, que espera comience a ser una realidad en un año.

Reitera Rufino que ha sido fácil hablar con Izquierda Unida y lograr acuerdos en base a sus programas para llevar adelante un gobierno de estabilidad. “Pero también ha sido fácil hablar con los demás portavoces. “En los contactos mantenidos tras las elecciones todos me dijeron que yo debería encabezar el gobierno para estos próximos cuatro años”, señaló agradecida.

La alcaldesa ha elogiado la labor de los concejales que la acompañan desde el anterior mandato y ha saludado a los nuevos que se incorporan, Nelson Ligero Alabarces, por Lobres, y José Ignacio Trujillo Mendoza, por La Caleta, al igual que a los de IU, además de Coello, Luis Cano Martínez. Y tras señalar que asumirá como propia la gestión de todos y cada uno, ha insistido en que todos están en el mismo equipo de gobierno que desde ahora asume la responsabilidad de regir los destinos de Salobreña hasta 2023.