Los vendedores ambulantes destacan el buen funcionamiento del mercadillo de verano

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print


El mercadillo nocturno de verano Salobreña es una de las citas obligadas de la temporada para todos los visitantes de la Costa, incluso de otras localidades. Pese a que en líneas generales los vendedores ambulantes están pasando dificultades por la crisis y el verano marcha de forma regular, el mercadillo de Salobreña les está dando buenos resultados.

Desde la Asociación de Vendedores Ambulantes de Granada y Provincia destacan que los mercadillos les gustan mucho a la gente, haya o no crisis. Y una vez que van, algo siempre compran. La crisis se está notando de todas formas, por lo que no se han ajustado precios, pero tampoco se han subido.

La entidad ha destacado por otra parte, que hay algunos problemas que se están tratando de solucionar, como el hecho de los vendedores que se salen del recinto.

Carmen Gálvez, presidenta Asociación de Vendedores Ambulantes de Granada y Provincia, afirma que la gran ventaja de los mercadillos es que los clientes no deben entrar a un comercio, sino que los puestos están en la calle y es más fácil atraerlos. Algunas veces van directamente a comprar lo que buscan, pero otras veces adquieren productos cuando los ven y que no estaban en los planes.

La responsable de los vendedores ambulantes aboga por un buen control de la mercancía falsificada, y si bien reconoce que algún puesto o incluso un comercio legal puede llegar a vender esos artículos, confía en la buena fe de la gran mayoría de los feriantes. En este sentido, asegura que los controles corresponden a los cuerpos de seguridad del Estado.