Los vecinos de Lobres recuerdan con cariño cómo vivían antaño las fiestas de San Antonio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Ante la imposibilidad de celebrarlas este año, han participado en un programa especial de Radio Salobreña compartiendo con los oyentes algunas tradiciones que se han perdido con el tiempo.

Imagen de archivo de una procesión de San Antonio.

Mañana se conmemora  la festividad de San Antonio, que en Lobres se celebra a lo grande cada año. En este 2020 las circunstancias han obligado a suspender las fiestas patronales, aunque los vecinos no perderán la oportunidad de venerar a su patrón y de recordar cómo se vivían antaño.

El magazín La Costa en Vivo de Radio Salobreña se ha dedicado esta mañana a esta celebración, buscando que siga presente pese a la ausencia de programación festiva. Y sin dudas que el alma mater de ella son los Mayordomos, que se vuelcan por completo en todos los festejos que tienen lugar en Lobres, de la mano de la Concejalía del anejo.

El colectivo no oculta su desilusión por no poder celebrar estas fiestas de San Antonio, aunque cree que ello les permitirá afrontar las del año que viene con más fuerza. Al momento de decretarse el estado de alarma quedaban tres meses para la festividad, por lo que muchos preparativos ya se habían concretado.

Los Mayordomos son un grupo de vecinos que se ofrecen como voluntarios para colaborar en la organización de diferentes eventos. Esta figura se conserva en muy pocos núcleos urbanos, especialmente pequeños, como es el caso de Lobres.

El grupo de Mayordomos, formado por unas veinte personas, se va renovando anualmente, aunque algunos lo integran durante varios años, como el caso de Antonio Ortega que lleva tres. El colectivo no solo se encarga de organizar los programas festivos, sino de recaudar fondos, mediante las barras u otras vías, para sufragar otras celebraciones posteriores. Además de San Antonio, Lobres tiene también sus fiestas de La Candelaria y la Semana Cultural de San Cayetano, más allá de algún otro evento extraordinario.

En estos días se extrañarán por tanto los columpios, las comidas populares o las verbenas. Estas últimas han estado amenizadas durante muchos años por el dúo Cuatro Copas, que esta vez no podrá subirse al escenario. Pese a llamarse dúo, a lo largo de su trayectoria ha tenido más componentes, llegando en algún momento hasta la media docena.

Lo de preparar comida respondía a una tradición de aquellos años, cuando los vecinos recibían en sus casas a los músicos que llegaban de fuera. Conchi García recuerda que entonces, además de los bares, en Lobres había chiringuitos hechos con cañaveras, que servían para pasar la tarde antes de acudir a la verbena, que se prolongaba hasta la madrugada.

Una tradición de aquellos años que se ha perdido es la fiesta de la Flor, que consistía en confeccionar flores de papel para que las mujeres se las colocaran en el pelo y los hombres en el ojal. Además, permitía recaudar fondos para siguientes celebraciones.

Se trata de una tradición que se ha perdido pero que se intentará recuperar, según explicó días atrás el concejal delegado de Lobres, Nelson Ligero, aunque para ello habrá que esperar al menos un año, con la esperanza de que en 2021 sí se puedan celebrar las fiestas de San Antonio.

Uso de cookies

La web radiosalobrena.com utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su aceptación y estás de acuerdo con nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies