Los salobreñeros mejoran notablemente su actitud respecto al reciclaje durante los días de confinamiento

Ha aumentado en un 16 por ciento la cantidad de residuos depositada en los contenedores amarillos, lo que se traduce en 2.500 kilos menos de basura.

Contenedores de residuos.

Según datos del servicio provincial de residuos de la Diputación de Granada, en los doce primeros días de confinamiento que van desde el 14 hasta el 25 de marzo, se han producido en Salobreña un 16,3 por ciento menos de residuos orgánicos respecto a la misma franja de días de 2019, lo que se traduce en 2.500 kilos menos de basura que va a parar a los contenedores convencionales de color gris. Esto responde, principalmente, al cierre de los establecimientos hosteleros que generaban gran parte de estos residuos.

En cuanto a la recogida selectiva, también hay datos interesantes. Por ejemplo, la cantidad de envases de plástico y otros residuos que se tiran en el contenedor amarillo se ha incrementado en un 16 por ciento. Durante estas mismas fichas de 2019 se generaron 3.320 kilos, mientras que en estos días de confinamiento la cantidad se ha elevado a 3.860, lo que supone un incremento notable, según el técnico medioambiental del Consistorio salobreñero, Daniel Chaves.  No obstante, señala que es un dato que hay que tomar con pinzas, pero que es “muy esperanzador” respecto a un cambio de hábitos.

En lo referente al papel y cartón, la cantidad reciclada ha bajado tanto a nivel municipal como provincial, aunque según Chaves tiene una explicación. El principal generador de papel y cartón en un municipio es el sector comercial, y al estar su actividad muy limitada, ello se refleja en los datos. Y más de lo mismo ocurre con el vidrio, que tiene a los establecimientos hosteleros como principales productores.

En estos últimos casos no es posible discernir entre lo reciclado habitualmente en casa y en el ámbito comercial, pero el técnico de Medio Ambiente cree que posiblemente también se esté incrementando en estos días el nivel de reciclaje hogareño para el papel y cartón y el vidrio.