Los pensionistas no cierran en verano y a partir de septiembre se concentrarán todos los lunes

Hoy han sido una treintena los que se han reunido en la Pontanilla de Salobreña para reivindicar pensiones dignas como vienen haciendo cada primer lunes de cada mes.

Participantes en la concentración.

La plataforma de pensionistas de Salobreña sigue gozando de buena salud y así lo han demostrado una vez más este lunes, que se han vuelto a concentrar en la plaza de la Pontanilla para reivindicar pensiones dignas como vienen haciendo cada primer lunes de cada mes. Hoy con varios añadidos. Uno de ellos es que hoy el número de asistentes ha aumentado con respecto a anteriores ocasiones, reuniéndose cerca de una treintena de personas. A esto se añade que miembros de la coordinadora de pensionistas de Vizcaya, de visita por nuestra Costa, se han unido a la concentración. Por último, que los pensionistas locales lejos de desanimarse han decidido seguir con las concentraciones y convertirlas en semanales a partir de septiembre.

A las doce, como cada primer lunes de mes, la plaza de la Pontanilla ha sido el escenario de las reivindicaciones de los pensionistas de Salobreña, quienes, con pancartas y consignas coreadas a viva voz se han hecho notar de nuevo en el centro de la Villa, esta vez en mayor número que otras.

Una de las integrantes de la plataforma, Mónica Mayaud, ha leído el manifiesto por la defensa del sistema público de pensiones, que exige a los gobiernos medidas en este sentido para garantizar pensiones dignas, justas y suficientes.

Además, la Plataforma de pensionistas de Salobreña reitera la necesidad de recuperar el poder adquisitivo de los salarios y crear empleo de calidad; mejorar las cotizaciones y pagar con presupuestos público gasta de la Seguridad Social que no corresponden a pensiones, así como garantizar por ley la aportación de los fondos del presupuesto que fueran necesarios para financiar las pensiones.

Para el colectivo es necesaria la revalorización automática de las pensiones en función del IPC real, además de cumplir con las exigencias de la Carta Social europea, una pensión mínima de 1.080 euros y un salario mínimo interprofesional de 1.200 euros.

Insisten en la derogación del copago farmacéutico al tiempo que demandan la participación de los pensionistas en las decisiones que afectan al colectivo.

En la concentración de hoy han participado miembros de la coordinadora de plataformas de pensionistas de Vizcaya, que son de las más activas a lo largo de todo el año y que reúnen a mayor número de personas en cada una de sus convocatorias.

La Plataforma de pensionistas de Salobreña se reunió en Asamblea la semana pasada y decidió mantener las concentraciones de los primeros lunes de mes tanto la de hoy como la de agosto, mientras que a partir de septiembre lo harán todos los lunes.