Los candidatos por Granada de los partidos con mayor representación han debatido en Radio Salobreña

De cara a las elecciones del 10N han hablado sobre temas como la unidad territorial, política de pactos, medidas sociales e infraestructuras de la Costa.


A horas del inicio de la campaña electoral para las elecciones generales del 10 de noviembre, Radio Salobreña ha celebrado esta mañana un debate con los candidatos de los cinco partidos con mayor representación. Han participado tres número uno de las listas por Granada al Congreso de los Diputados, José Antonio Montilla del PSOE, Fran Hervías de Ciudadanos y Pedro Antonio Honrubia de Unidas Podemos; así como el número tres del Partido Popular, Mariano García Castillo, y el número dos de Vox, Onofre Miralles.

El debate, bronco en determinados momentos, se ha dividido en cuatro bloques, el primero de los cuales ha abordado la repetición electoral, así como la política de pactos o un posible cambio de sistema electoral. El primero en intervenir ha sido Vox, cuyo candidato ha puesto como premisa no apoyar de ninguna manera a Pedro Sánchez para ser presidente del Gobierno, deslizando que sí lo harían el resto de partidos. Unidas Podemos, por su parte, ha acusado al PSOE de bloquearle la posibilidad de formar parte del gobierno por la presión de grandes empresarios. En su opinión, no es cuestión de cambiar el sistema electoral, que ya favorece a quienes tienen más votos, sino de cultura política.

C’s responsabiliza a Pedro Sánchez de la repetición electoral y asegura que ellos nacieron para no depender de nacionalistas ni independentistas, añadiendo que “vamos a seguir trabajando para desbloquear España”. El PP ha censurado que el PSOE haya llegado al Gobierno con un pacto con nacionalistas y que ha gestionado a España con sus presupuestos, y ha cuestionado que C’s tuvo la oportunidad de desbloquear la situación. Finalmente, el PSOE argumenta que cuando otros partidos se mostraron dispuestos a negociar “ya era tarde”, y plantea modificar el artículo 99 de la Constitución para que nunca más haya que volver a repetir elecciones. Agrega que en estos comicios “hay dos opciones, PP, Vox y lo que quede de C’s; o PSOE, la opción más clara para cualquier persona progresista o de centro”.

La cuestión de los nacionalismos también ha protagonizado el segundo bloque, dedicado a la unidad territorial, el conflicto de Cataluña o la memoria histórica. El socialista Montilla ha señalado que el objetivo del PSOE es federalizar España, integrar y garantizar la cohesión territorial, y que las comunidades hablen con el Estado. Respecto a Cataluña, ha afirmado que el problema de orden público se tiene que atender de forma coordinada, y en cuanto al conflicto político dice que una gran cantidad de catalanes son independentistas, por lo que “el problema no se soluciona con tanques, sino con Constitución y con Estado de Derecho”. Ha defendido la exhumación de Franco, que “no podía estar enterrado con honores en un mausoleo”, y que tampoco puede haber miles de personas enterradas en fosas si los familiares quieren recuperar sus restos.

El popular García Castillo ha preguntado al Gobierno “dónde ha tenido a la Guardia Civil durante el conflicto de Cataluña” y le ha pedido al PSOE que se comprometa a no indultar a los políticos catalanes presos. Afirma que en su partido están “muy orgullosos de cómo está vertebrada hoy España” y que desde que gobierna Pedro Sánchez “lo único que han hecho es exhumar a Franco y gestionar el presupuesto del PP”.

Hervías, de C’s,  culpa de lo que pasa en Cataluña al PSOE y al PP, y plantea que se aplique el artículo 155 de forma eficaz. “Hay que anteponer España por encima de los colores políticos, no podemos ver cómo familias se enfrentan por culpa del separatismo”, afirma, acusando al PSOE de gobernar con Quim Torra en una diputación y más de 40 municipios. En cuanto a la Ley de Memoria Histórica, cree que “debe unir y no dividir”, y que el Valle de los Caídos debe ser un monumento de concordia y no de propaganda electoral.

Honrubia, de Unidas Podamos, resalta que “la mitad de la población de Cataluña es independentista” y asevera que eso se debe resolver políticamente y por la vía del diálogo. Además de ello, cree que la España vaciada también rompe la cohesión de España, y que “está bien sacar a Franco del Valle, pero no cómo se hizo, centrándose en su retransmisión.

Miralles, candidato de Vox, asegura que en Cataluña se está produciendo “un golpe de estado que viene siendo engordado desde el Pacto del Majestic de 1996”, y aboga por la intervención de las fuerzas del orden si es necesario. Añade que la situación genera desigualdad, porque “un salobreñero no puede optar a unas oposiciones allí o en el País Vasco”. Plantea derogar la Ley de Memoria Histórica y asegura que “en 1979 se cerraron las heridas de una guerra que en 2019 se vuelven a abrir”.

Más allá de estos asuntos de alcance nacional, se ha destinado un bloque a temas más locales como agricultura o infraestructuras de la costa granadina. Para el PSOE, el desarrollo económico de la comarca deber ser diversificado, no puede ser solo turismo y agricultura, y asevera que las conducciones de Rules deben ser “objetivo prioritario de la provincia”. José Antonio Montilla, candidato número uno del PSOE al Congreso por Granada, ha indicado que el proyecto básico se sometió a alegaciones y ya está en marcha el Informe de Impacto Ambiental.

Por su parte, el candidato del PP apuesta por distribuir la PAC de forma más sostenible para Granada, que no es la provincia más favorecida y se deben considerar algunas circunstancias especiales que la afectan. Critica que no se pueda modificar la tarifa eléctrica para el sector y plantea una reducción del coste de los agroseguros. Sobre la presa, recalca que la construyó un gobierno del PP y que luego la Junta no ha hecho nada.

C’s ha reprochado a PP y PSOE que lleven 16 años incluyendo en su programa las conducciones de Rules, y espera que todas las formaciones estén de acuerdo en llevarlas a cabo. Pero también se ha referido a otras infraestructuras como el ferrocarril o el Puerto de Motril, que asegura está infrautilizado.

El candidato de Unidas Podemos afirma por su parte que desde hace casi dos décadas el proyecto de las conducciones de Rules sale recurrentemente en campaña, por lo que pide que no se haga electoralismo y que no se mienta, pues no servirán para regar en las cotas 300 y 400. Y añade que todos los partidos están de acuerdo en ciertos proyectos, pero luego no se hacen.

Por su parte, el representante de Vox ha reprochado el retraso en la entrega del Informe del Impacto Ambiental del proyecto de las conducciones, que iba a estar en octubre y “como pronto” se demorará hasta febrero. Y critica la presencia de representantes de PP y PSOE en la manifestación en Motril por las canalizaciones, cuando han sido los principales responsables del retraso.

El bloque restante se ha dedicado a temas sociales, donde los candidatos han planteado distintas propuestas. Vox habla de una reducción drástica del gasto público, combatir a la corrupción y quitar la tributación en el IRPF a los pensionistas. Para Unidas Podemos, hay que aplicar un plan de rescate ciudadano, como se hizo con los bancos, subir las pensiones y crear un ingreso mínimo vital no menor a 600 euros y un salario mínimo 1.200 euros. Para C’s, hay que buscar grandes pactos de Estado para alcanzar unas pensiones dignas para los mayores y salarios dignos, y descalifica las propuestas de subida salarial de otras formaciones, pues “eso lo tienen que decir los economistas”. El candidato del PP afirma que su partido es “de hechos, no de palabras”, y que durante su gobierno se incrementaron un 8 por ciento las pensiones mínimas y también las pensiones contributivas y no contributivas. También destaca que la brecha salarial entre hombres y mujeres se redujo un 5 por ciento durante su mandato y que es el partido que lleva más mujeres como cabeza de lista. Por último, el PSOE habla de cohesión social y de corregir la brecha de desigualdad creada por la crisis. Propone pensiones dignas que crezcan conforme al IPC, según lo acordado en el Pacto de Toledo, y señala que han subido el salario mínimo a 900 euros, y que lo seguirán subiendo de forma paulatina hasta los 1.200, según marca la Carta Europea.