Los candidatos a la alcaldía de Salobreña debaten por segunda vez en esta emisora

Los siete aspirantes a la alcaldía de la Villa han hablado de sus propuestas sobre política económica, participación, seguridad, limpieza y transparencia y sobre el anejo de La Caleta.

Los candidatos junto al director de esta emisora.

A solo dos días de las elecciones municipales, Radio Salobreña ha celebrado esta mañana el segundo debate de la presente campaña electoral entre los siete candidatos a la alcaldía de Salobreña, donde se han abordado unos ejes temáticos diferentes a los del primer envite de la pasada semana. En este caso los candidatos han debatido sobre política económica; participación, seguridad, limpieza y transparencia; y sobre el anejo de La Caleta.

El bloque económico ha dejado bastante tela para cortar, con cuestionamientos sobre la deuda municipal y el destino que se le ha dado al superávit presupuestario. Este último punto ha sido uno de los resaltados por la candidata socialista, María Eugenia Rufino, al señalar se ha conseguido poner al día las cuentas desde 2014 y se han cumplido exigencias como la regla de gasto, el límite de deuda, el plan de ajuste o el periodo medio de pago. Ha recordado que en 2014 hubo un remanente negativo de Tesorería de 1.430.000 euros, llegándose a números positivos en 2017, hasta lograr en 2018 un superávit de 4,3 millones. Gracias a ello se han podido aprobar distintas inversiones.

Por su parte, el candidato a la alcaldía por el Partido Popular, Gustavo Aybar, ha afirmado que el superávit presupuestario responde a la deficiencia que hay en los servicios, mientras que ha reprochado al gobierno situaciones como la sentencia contraria en el caso de la urbanización Salomar 2000. También ha criticado que en cuatro años solo se hayan aprobado dos presupuestos municipales, pese a tener el PSOE mayoría absoluta. El popular se ha comprometido además a no subir impuestos y a bajar el de vehículos de empresas o comercios.

El candidato de IU, Ángel Coello, ha señalado que la noticia sobre el superávit es “una verdad a medias”, pues si bien es cierta la cifra que arroja la liquidación del ejercicio 2018, también es cierto que la deuda municipal alcanza los 13,5 millones de euros. Y añade que el superávit se debe a la prórroga del pago de intereses. Ha destacado que según el plan de ajuste que debe terminar en 2022 la deuda financiera debería ser de 6 millones, y actualmente es de 10.

Señala Coello además que el desempleo es uno de los principales problemas del municipio, y señala que además de los planes de la Junta de Andalucía deben realizarse planes locales, “pero no ficticios”, aclara, y propone “un plan de empleo en época estival, que es cuando más se necesita”.

Mas Costa Tropical ha hecho hincapié en que su programa tiene como puntos básicos el trabajo, la limpieza, los jardines y la seguridad, así como la bajada de del gravamen del IBI del 0,80 al 0,60. Denuncia que el gobierno socialista “ha enmascarado una subida” y añade que “hay que darle mayor celeridad a las licencias de obra”. También se ha referido a las cantidades que no se han podido cobrar, por 5,8 millones, lo cual constituye un tercio del presupuesto.

En materia de empleo, Collado propone la puesta en marcha de una bolsa rotativa, como se hizo en el año 2001, “que funcionó bien y no había favoritismo”. Y ha afirmado que “en las adjudicaciones hay que priorizar a las empresas del pueblo”.

La candidata de Podemos, María Jesús Castaño, también ha hecho hincapié sobre la deuda de 13 millones, señalando que “no se transmite la situación real de la economía del municipio”, y aclara que “los recursos económicos son de todos los ciudadanos”. Afirma que su propuesta se basa en tres principios, transparencia en gestión económica, participación en el reparto del dinero y control de gasto público en sus aspectos superfluos.

Añade asimismo que “hay que realizar presupuestos en tiempo y forma” y señala el empleo como “la principal preocupación”, proponiendo para eso crear una bolsa de empleo “que se gestione con criterios objetivos y de igualdad”.

Por su parte, Ciudadanos también apuesta por fomentar el empleo rotativo. Su candidato Plácido Leyva plantea la paralización del IBI y critica que la alcaldesa haya levantado la mano para subir unos impuestos que iban a ser para una bolsa de empleo, que “no se ejecutaron”, si bien María Eugenia Rufino lo ha negado y ha asegurado que se invirtieron 100.000. Leyva añade que el equipo de gobierno “se dedica a generar empleo a través de otras instituciones y para gente con carné”, y se pregunta cómo puede haber 3,5 millones de euros de superávit y “gente pasando hambre”.

Le pide también a la primera edil que salga de su despacho, añadiendo que la gente quiere trabajar y que no se gaste. También ha cuestionado la sentencia de Salomar 2000, que “le va a costar 600.000 euros al Ayuntamiento”.

Por último, el candidato de Vox, Manuel Martín Montero, ha destacado que hay Salobreña tiene 400 habitantes menos que en 2010 y comercios que cierran mes tras mes. Cree que la bajada fiscal es de sentido común para generar oportunidades e invita a reflexionar y a ponerse en los zapatos de otros. Añade que se crean asociaciones con el fin único de denunciar el abuso que representa el IBI y que a estas entidades se las debe escuchar. Considera también que se debe bajar el endeudamiento y dice no comprender que no se aprueben presupuestos con mayoría absoluta.

Para Martín Montero, hay que facilitar las licencias de apertura, que son lentas y costosas. Y agrega que los planes de empleo no son la solución al problema, sino generar la situación para que haya trabajo estable. Concluye que “donde hay más progreso y desarrollo hay más ventajas fiscales”, y que hay que mostrar disposición para que las inversiones no se vayan a pueblos vecinos.