Los caballistas amenazan con no participar en la Romería

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

No les parece bien la decisión de que sus caballos sólo puedan acompañar a la Virgen en la procesión y que después se aparquen los animales junto al Peñón. Por su parte el Ayuntamiento insiste en que se ha buscado el interés de la mayoría y la seguridad de todos.


Rifirrafe entre los caballistas y el Ayuntamiento de Salobreña. Los primeros dicen que los caballos de toda la vida han sido parte de la Romería y que ésta no se podría concebir sin ellos. Y opinan que los viandantes deberían ser un poco flexibles con respecto a su presencia en las calles del paseo marítimo y alrededores. Y si tienen miedo que no vayan porque la Romería tiene que ser para todos. Son palabras de Jonathan Peñalver, portavoz del colectivo de caballistas, quien hoy en nuestro informativo Primera Hora dejaba clara su postura de no acompañar a la Virgen si el equipo de gobierno no acepta que puedan utilizar parte del Paseo durante toda la jornada del domingo.

El Ayuntamiento, por su parte, se mantiene firme en su postura de controlar el movimiento de los caballos por el entorno de la playa con el argumento de que en ediciones anteriores se han producido incidentes que no quieren que se vuelvan a producir. La concejala de Seguridad, Mari Carmen Rodríguez Callejón, insiste en que las decisiones con respecto a este colectivo se han tomado en aras de la seguridad de todos, recordando que no hay prohibición a su participación por un lado y, por otro, que el espacio que se ha habilitado para ellos en la playa reúne todas las garantías para una correcta estancia de los equinos.

La responsable municipal de Seguridad Ciudadana apela a la comprensión del colectivo caballista y le comunica que para optimizar la organización se han habilitado espacios específicos para todos, carrozas de todo tipo, puestos de chucherías y otros. Y recuerda el dispositivo especial que se ha montado para velar por la seguridad el domingo, que incluye sanciones en caso de incumplimiento de la normativa dictada por el Ayuntamiento.