Las sanciones por circular por la calle sin motivo superaron ayer la veintena en Salobreña

Se establece un sistema de intercomunicación entre administraciones que servirá para hacer balance diario de la eficacia de las medidas en marcha.

Control de seguridad a la entrada de Salobreña.

A pesar de que el decreto del gobierno lo deja muy claro, sigue habiendo gente que incumple y se mueve por la calle sin motivo que lo justifique. En el día de ayer eran ya más de una veintena las sanciones impuestas por la Policía Local, más las que haya impuesto la Guardia Civil. A partir de ahora se va a conocer de forma más explícita toda la situación en cuento al número de denuncias, pero también en general en cuento al grado de eficacia de las medidas ya implantadas así como aquellas que se van arbitrando día a día, ya que se ha constituido un sistema de intercomunicación entre administraciones donde los ayuntamientos vuelcan su día a día. Nos lo ha contado la alcaldesa de la Villa, María Eugenia Rufino hoy en la entrevista diaria con Radio Salobreña.

De todas formas, ha querido recordar una vez más el magnífico comportamiento de la mayoría de la población, pero también la insolidaridad de algunos que siguen saliendo a la calle sin motivo, poniendo en riesgo su salud y la de los demás.

Y se ha mostrado enérgica y molesta con los mensajes que también coren por las redes en torno a que se ponen multas con el fin de recaudar. “Es tan sencillo como quedarse en casa”, ha aseverado María Eugenia Rufino, quien insiste en que lo que está pasando no es ninguna broma y que los cuerpos de Seguridad tienen que hacer su trabajo, que es evitar que esté en la calle quien no debe estar y son ellos, los agentes, quienes sancionan por mandato del gobierno de la nación, no de los ayuntamientos.

Las medidas van cambiando cada día en función del endurecimiento de la situación. Así, si hasta ayer había una cierta flexibilidad por ejemplo ante dos personas en el mismo vehículo, hoy ya no se permite.

Por otro lado, Rufino reconoce que a los miembros de la corporación les falta tiempo para leer e interpretar los decretos con nuevas medidas que llegan diariamente.