Las marchas por las víctimas de la Desbandá confluyen en Salobreña

Una vez más la desembocadura del Guadalfeo ha sido escenario del homenaje rendido por cientos de personas llegadas de Málaga y Motril

M Eugenia Rufino en el homenaje a la Desbandá

Salobreña ha acogido este domingo el acto central de los organizados en torno a La Desbandá, con el homenaje a las víctimas, que se ha llevado a cabo en la desembocadura del Guadalfeo, lugar de memoria histórica. Allí se dieron cita las cientos de personas   en las dos marchas que se han realizado con motivo de esta efeméride. Por un lado, la XIII marcha memorialista, organizada por la Asociación 14 de Abril por la defensa de la memoria histórica de la Costa Tropical, que este año ha hecho el recorrido a pie entre Motril y la Villa, y por otro, la marcha senderista, que un año más ha partido desde Málaga con dirección a Almería y que este domingo realizaba el tramo entre Almuñécar y Salobreña.

En lo alto del puente de la desembocadura del río se ha llevado a cabo el homenaje, en el que además de las asociaciones convocantes han participado la alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino y la diputada de Igualdad, Irene Justo, así como una superviviente de aquel episodio trágico ocurrido en 1937, que dio testimonio de algunos de los horrores vividos por ella y su familia durante aquellos días en que muchos de los huidos tras la invasión de Málaga fueron aniquilados por los golpistas y las fuerzas aliadas de Italia y Alemania.

Los organizadores del acto han recordado el encuentro con el Director General de Memoria Histórica de España, al que han pedido un censo real de víctimas de la Desbandá, así como que se cree una comisión de la verdad para investigar estos hechos.

Como anfitriona, la alcaldesa de Salobreña ha agradecido a los senderistas “por prestarnos vuestros pies a esta marcha simbólica”, dijo María Eugenia Rufino, quien incidió en la doble victimización que sufren las mujeres y que se hizo patente e aquel terrible suceso. Y advirtió que a los insultos que están recibiendo los defensores de la recuperación de la memoria van a responder con actos como el de hoy. “No nos van a achantar”, concluyó.

En representación de la Diputación, Irene Justo, diputada de Igualdad señaló que “no podemos dar un paso atrás en nuestros derechos, tenemos que seguir trabajando para su mantenimiento”.

Como parte de la organización, el coordinador andaluz de Izquierda Unida, Antonio Maíllo advirtió del peligro de que la Ley de Memoria se guarde en un cajón “bajo siete llaves y se la deje morir de inanición”. Ante eso, dijo, vamos a continuar el camino, “no nos van a derrotar”.

Carmen, superviviente de la Desbandá

Carmen, de 91 años y superviviente de la Desbandá, relató cómo vio morir a gente de su familia en la huida por los disparos de los aliados de los golpistas.

Por último, una joven salobreñera, Andrea Coello, leyó un manifiesto redactado por los organizadores apelando a insistir en pedir “verdad, justicia y reparación ante uno de los mayores crímenes del fascismo de España, cuyos autores siguen impunes”.