La salobreñera Rosario Bustos cumple 100 años

La alcaldesa y la concejal de Servicios Sociales han visitado a esta vecina, la más longeva de Salobreña, para acompañarle junto a su familia en la celebración de su cumpleaños.

Rosario Bustos antes de soplar las velas.

La vecina salobreña Rosario Bustos Prados integra desde hace tres días la selecta nómina de personas centenarias que tiene la Villa. El pasado domingo 9 de diciembre conmemoró nada menos que cien años de su nacimiento, el mismo día de 1918, y por ello ha recibido esta mañana la visita de la alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, y la concejal de Bienestar Social, María José García, para rendirle un homenaje en nombre del Ayuntamiento.

Pese a los problemas físicos que sufre Rosario, propios de esa edad, destaca por su buen estado mental. Así lo afirma su sobrina nieta, María Dolores Flores.

Según su sobrina nieta, Rosario ha tenido una vida “bastante dura”, ya que fue encarcelada durante tres años durante la Guerra Civil e incluso recayó sobre ella pena de muerte. Al ser entonces menor de edad fue recluida en un centro de menores en Granada, de donde pudo ser sacada por su hermana.

Posteriormente se trasladó a Palma de Mallorca, donde trabajó durante 17 años, tras lo cual regresó a Salobreña, donde vive desde hace medio siglo, primero con su sobrina, madre de María Dolores Flores, y con esta última tras su fallecimiento.