La recogida de muebles y enseres queda suspendida durante el estado de alarma

En la primera semana se registró una drástica reducción de este tipo de residuos. Desde mañana se intensifica el plan de choque de limpieza de calles y edificios públicos.

Enseres en una calle de Salobreña

La recogida de basura y otros residuos es uno de los servicios que continúa funcionando en Salobreña en estas jornadas tan particulares que nos están tocando vivir, aunque no lo hace de la forma habitual, ya que por ejemplo se ha suspendido la recogida semanal de grandes enseres. Por otro lado, gran parte del personal municipal que no realiza sus tareas cotidianas está trabajando junto a las empresas de limpieza en un plan de choque de desinfección del municipio, tanto de calles como de edificios públicos.

Hoy jueves es el día que normalmente está destinado a la recogida de muebles, electrodomésticos y otros enseres voluminosos, un servicio que debido a las circunstancias especiales ha quedado suspendido. El Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Salobreña no lo considera esencial, por lo que ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a que no saque a la calle esos elementos y los deje en su casa.

Con ello se evita que la gente salga a la calle, pero sobre todo se permite destinar el personal dedicado a ello a otras labores de limpieza que son más importantes por estos días. Daniel Chaves, técnico coordinador del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Salobreña, indica que si bien es ahora cuando se pide a la población que no saque estos enseres, la propia ciudadanía ya había dejado de hacerlo hasta en un 37 por ciento en la última semana, en relación a la misma semana de 2019, según datos ofrecidos por el Área de Medio Ambiente. De ahí que Chaves destaque la “solidaridad y generosidad” de los vecinos, que aún sin hacerse público este anuncio había dejado de sacar estos elementos a la calle.

Por otra parte, a partir de mañana se intensificarán las actuaciones de desinfección que ya se vienen realizando en las calles y espacios públicos de Salobreña, y también en edificios municipales. Debido al cierre de estos últimos, hay 21 trabajadores que actualmente no cumplen sus funciones habituales, aunque se ha reinventado su labor para colaborar en tareas muy necesarias, como son precisamente estas acciones de choque de limpieza y desinfección. De lo que se trata es de dejar impolutos estos espacios de trabajo para garantizar la salubridad cuando se retome su actividad.

En cuanto a los espacios públicos, Daniel Chaves asegura que se está realizando un plan de choque “sin precedentes”. Se trata de labores de limpieza muy exhaustivas que se realizan con agua y lejía, y que también afectan al suelo del entorno de esos contenedores. En este plan colabora el retén de bomberos, que por cierto ha realizado modificaciones en el camión -lo han “tuneado” según el técnico municipal-, para poder baldear y desinfectar todas las calles. También se han reconvertido otros vehículos que se utilizaban para desatascar las redes de saneamiento.

Pero a todo este personal se suma un grupo de voluntarios que se ha ofrecido a colaborar en estas tareas, para quienes el Ayuntamiento ya está tramitando permisos especiales. Mediante unas mochilas recorrerán el Casco Antiguo para desinfectar barandillas, entradas a viviendas y lugares de mayor tránsito. Asimismo, agricultores que tienen maquinaria agrícola la han puesto a disposición para colaborar en esta tarea de desinfección integral. Una vez pasadas las lluvias, mañana se intensificarán estos trabajos, para los que se utilizarán “los mejores productos” que hay en el mercado y que ya han sido encargados por el Consistorio, según afirma Daniel Chaves.