La Plataforma de Pensionistas se manifestará dos veces en la primera semana de febrero

El sábado 2 lo hará siguiendo la convocatoria nacional e invitará a plataformas del resto de la comarca, y el lunes 4 llevará a cabo su concentración ordinaria de cada mes.

Una de las concentraciones de los pensionistas de Salobreña.

La Plataforma de Pensionistas de Salobreña tendrá una intensa actividad reivindicativa la próxima semana en defensa de las pensiones. El sábado 2 de febrero se manifestará en el plaza del Ayuntamiento a las 12 siguiendo la convocatoria nacional, mientras que dos días más tarde, el lunes 4, volverá a hacerlo en el mismo sitio y a la misma hora, siguiendo su tradición de movilizarse cada primer lunes de mes.

‘Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden’ es el lema de estas concentraciones cuya finalidad es luchar contra lo que denominan “pensiones de miseria”, para lo cual piden un aumento del 22 por ciento, la misma que para el salario mínimo; defender el sistema público de pensiones y que se garanticen con los Presupuestos Generales del Estado; y decir no a las pensiones privadas, que incluyen la negativa al plan paneuropeo de pensiones privadas de la Comisión Europea, a los planes privados de empresa y a las desgravaciones fiscales a este tipo de pensiones.

Tras un descanso navideño que motivó que no se manifestara en enero, la Plataforma de Pensionistas de Salobreña celebró el pasado martes una asamblea en la que se acordó realizar estas dos movilizaciones en la plaza Juan Carlos I. Y es que por un lado el colectivo consideraba importante secundar la convocatoria de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, pero también continuar con sus ya habituales concentraciones del primer lunes de cada mes. Pero en este caso, se ha invitado también a otras plataformas de la Costa, pues uno de los objetivos que se persigue es crear una plataforma comarcal, que no existe a día de hoy.

Este mes se espera una actualización en las pensiones, que suponen que cada pensionista cobrará algo más de 1,60 euros más por cada 100 euros. Una subida que no convence al colectivo, pues las pensiones más bajas “continuarán siendo ridículas” respecto a lo que reivindican, que es una mínima de 1.084 euros para “garantizar con dignidad la vida con relación a lo establecido en la Carta Social Europea”.