La Junta prevé sanciones administrativas que pueden acarrear penas de cárcel para los autores de un fuego provocado por la quema de rastrojos

· La normativa en Andalucía es tan restrictiva en ese sentido, que hay que tener en cuenta que solo se pueden producir este tipo de acciones en determinadas épocas del año, y siempre bajo unas circunstancias determinadas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Incendio de este domingo en Salobreña.

Penas de cárcel de años de prisión, multa, y asumir el coste del operativo para apagar el incendio, son algunas de las consecuencias a las que se enfrenta cualquier persona que provoque un incendio, a consecuencia de la quema de rastrojos.

La normativa en Andalucía es tan restrictiva en ese sentido, que hay que tener en cuenta que solo se pueden producir este tipo de acciones en determinadas épocas del año, y siempre bajo unas circunstancias determinadas.

Circunstancias como las meteorológicas, que precisamente no acompañaban en la jornada de ayer en la costa de Granada, cuando se produjeron  en Salobreña y en la vega de Motril, varios incendios, que podrían estar relacionados con la quema de rastrojos.

Ambos incendios produjeron un gran revuelo entre los vecinos. Sobre todo el de la zona de la playa de la Guardia, aquí en la Villa, lo que provocó que el servicio de Emergencias 112 Andalucía, recibiera en el día de ayer, numerosas llamadas alertando del suceso.

Manuel Navajas, coordinador del 112 Andalucía en la provincia de Granada, ha asegurado a Radio Salobreña que los incendios que tienen como origen la quema de rastrojos, son lamentablemente más habituales de lo deseable tanto aquí en la costa, como en el resto de la provincia.

El coordinador del 112 recuerda que la normativa es muy clara a ese respecto, y que lo primero que hay que hacer cuando un agricultor o vecino en general que quiere llevar a cabo una acción de este tipo, debe comunicarlo a las autoridades. 

Por último desde el 112 se recuerda que hay épocas del año como el verano, dónde el operativo del INFOCA está activo y por tanto la vigilancia del territorio es mayor y el tiempo de actuación mucho menor ante un incidente, pero hay que tener en cuenta que hay otros momentos del año, como es esta época del invierno, en la que a pesar de que también hay otros operativos en marcha, preocupa mucho más la situación, debido fundamentalmente al mayor número de acciones llevadas a cabo por parte de los ciudadanos que entrañan algún riesgo.