La designación de representantes en la Mancomunidad pasa el trámite de la segunda votación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print


Los asuntos recurrentes de las últimas semanas, discrepancias sobre la forma de designar a los representantes en la Mancomunidad, el corredor mediterráneo por la Costa o los sueldos de los concejales, fueron algunos de los temas que centraron el debate en la sesión plenaria celebrada ayer por la corporación salobreñera. Y los informes del secretario se convirtieron en protagonistas, ya que propiciaron por un lado mantener a los mismos representantes en la Mancomunidad, los tres socialistas, eso sí, después de la segunda votación, tal como pidió el PP porque no se había llevado a cabo en su día. Y, por otro, que no se aceptara como moción la propuesta del PSI sobre los sueldos de los concejales y cargos de confianza, ya que según el secretario más que una moción era una propuesta de modificación presupuestaria, algo que sólo compete al alcalde.

En el Corredor Mediterráneo no hubo fisuras. Todos estuvieron de acuerdo en ratificar la moción de IU, que básicamente buscaba un punto más de presión para que Europa tenga sobre la mesa lo que quieren también las corporaciones locales, en esta ocasión, la de Salobreña, que no es otra cosa que el trazado pase por la Costa, sin detrimento, según dijo Angel Coello, de que se contemple el eje Lorca-Guadix-Antequera. El más pesimista fue el portavoz del PP. Para Rubén Rodríguez la opción más barata es el eje central y cree que por ése se va a decantar Europa, aunque apoyó la moción, que salió por unanimidad tras recordar el alcalde la última cita la semana pasada en Granada donde empresarios y políticos defendieron el trazado por la Costa y por el norte de la provincia.

El PP presentó un recurso de reposición contra la fórmula de designación de representantes en la Mancomunidad por entender que hay que esperar a la modificación de los estatutos donde a instancias de la administración se habrá de cambiar el sistema y porque la Ley de Autonomía Local de Andalucía dice que los representantes habrán de ser elegidos de forma proporcional a los últimos resultados electorales.

En el debate, el portavoz del PSI, Javier Ortega, se reiteró en abstenerse en cualquier votación donde no se contemple representación para su partido.

Lo que prescribe la ley caducó hace meses, recordó el portavoz del PA, José Pérez, que acusó a PP y PSOE de no hacer nada en su tiempo a la espera de los resultados electorales, y criticó que la Mancomunidad se ha convertido en un esperpento.

El portavoz de IU apoyó la necesidad de modificar los estatutos de la Mancomunidad, porque, a juicio de Angel Coello, hay que democratizar la institución y no tiene sentido que no estén todos los alcaldes representados. Cuestionó el sistema D’Hont para la elección de cargos, que en su opinión no es la más democrática y recomendó la gestión conjunta de numerosos servicios más allá del CIA. En este sentido llamó a PP y PSOE a anticiparse a posibles cambios al frente de la Mancomunidad en virtud de resoluciones judiciales o informes.

Rubén Rodríguez defendió la validez del recurso planteado por su partido y de la enmienda presentada al inicio del debate para que la representación de Salobreña sea de dos concejales del PSOE y uno del PP. Hay que adaptar los estatutos si éstos contravienen la ley, espetó el portavoz popular.

Por último, el alcalde defendió la profesionalidad del secretario por el informe presentado, que, recordó Gonzalo Fernández, tiene detrás la letra del Consejo Consultivo por un lado y, además la Ley de Autonomía Local del año pasado establecía la adaptación de los estatutos hasta junio, un tiempo en el que el presidente en funciones no ha convocado la Junta General ni una vez, por lo que acusó a Carlos Rojas de dejación de funciones. Para el alcalde no hay efecto retroactivo en la elección de vocales.

Se votó la enmienda del PP que salió derrotada con los votos en contra del PSOE y las abstenciones de IU y PSI, mientras atendiendo a lo que marca la ley y que también pedía el PP se procedió a la segunda votación de representantes que no se llevó a cabo en el pleno correspondiente al no lograrse la mayoría absoluta en primera votación. Así que en la segunda, que requería sólo mayoría simple, los votos favorables fueron los ocho del PSOE, por cuatro populares en contra y abstenciones de IU y PSI. En los dos casos, el PA decidió no participar, aunque no se ausentó del salón de plenos.

El PSI levó por urgencia una moción referente a los sueldos de concejales, que no fue aceptada porque según el informe del secretario no se podía considerar moción sino modificación presupuestaria, figura para la que sólo tiene potestad el alcalde.