La alcaldesa de Salobreña hace un balance positivo del año 2019

Lamenta que la construcción del nuevo centro de salud se encuentre “muy bloqueada”, y espera que se pueda recibir una subvención para acometer la  segunda fase de restauración del Castillo.

Maria Eugenia Rufino, alcaldesa de Salobreña.

La alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, ha hecho balance del año 2019 en una extensa entrevista concedida a Radio Salobreña, donde ha repasado diversos temas de actualidad del municipio. Destaca el hecho de haber sido un año electoral, en el que se trabajó muy duro en el tramo final del mandato, mientras que la nueva legislatura se inició con un pacto de gobierno con IU que en su opinión está funcionando “perfectamente”.

El comienzo del actual periodo de gobierno se vio marcado por una intensa actividad relacionada con la preparación de la temporada estival, las distintas fiestas que se celebran en el municipio o la puesta a punto de los colegios para el comienzo del nuevo curso. Por ello, afirma que “si miramos hacia atrás, el balance es muy positivo porque, con todas las dificultades que tenemos las administraciones locales”, se están acometiendo muchos proyectos”.

Rufino asevera hay diferentes iniciativas, algunas ya concluidas y otras que están en marcha, como la apertura del apeadero, la rehabilitación del entorno de la entrada a Salobreña y la Pontanilla, el parque de la Libertad que ya han comenzado o las realizadas en el mercado municipal. Destaca también proyectos muy importantes como la rehabilitación de calles en el Casco Antiguo y La Caleta, la renovación de la iluminación o la construcción de la zona verde norte del Plan Parcial Playa, que está en su recta final.

Entre los grandes proyectos que tienen “preocupada” a la alcaldesa está el nuevo centro de salud, que afirma que está “muy muy bloqueado”. Ello supondría comenzar desde cero un procedimiento que se lleva articulando ya tres años.  Pese al complicado panorama, afirma que seguirá insistiendo para que el delegado provincial visite Salobreña, para lo cual retomará las conversaciones una vez pasadas las fiestas navideñas. Espera asimismo que se conforme pronto el Gobierno central para poder activar temas como la construcción de los espigones, la remodelación del paseo marítimo o la segunda fase de restauración del castillo árabe. En una visita reciente a Madrid, la alcaldesa estuvo abordando la posibilidad de que Salobreña se acoja al 1,5 % Cultural. En la última convocatoria se quedó afuera por muy poco, y este año se pretende corregir detalles del proyecto para intentarlo nuevamente. Si bien el de Salobreña “está muy bien puntuado”, ello depende también de otros factores vinculados a las demás solicitudes y la cuantía disponible por parte del Gobierno central.

Del mismo modo, la alcaldesa trasladó a todas las administraciones la situación de los desprendimientos de roca que tuvieron lugar recientemente en la  zona del Gambullón. Si bien afirma que no se debe alarmar, sí considera que se deben tomar medidas de contención.

Volviendo a la cuestión del nuevo apeadero, María Eugenia Rufino ha señalado que ya está listo para sacar a licitación el pliego para adjudicar la explotación del edificio con que cuenta el apeadero, donde funcionarán los aseos y una cafetería. La alcaldesa señala que la empresa Alsa, pese a su reticencia inicial, se  ha adaptado finalmente el cambio y solo ha solicitado una corrección en el tráfico para permitir el giro hacia Motril sin tener que llegar hasta la rotonda de la playa de Goya.