Igualdad entrega los reconocimientos ‘Clara Campoamor’ a 13 comunicadoras

La VIII edición de este homenaje, que cada año organiza el área de Igualdad, ha distinguido hoy a mujeres que han destacado profesionalmente en el mundo de la comunicación.

Las homenajeadas sobre el escenario del Auditorio.

Este viernes ha tenido lugar en Salobreña el Homenaje Clara Campoamor, uno de los actos centrales en torno al Día de la Mujer desde que hace ocho años se pusiera en marcha por parte del Ayuntamiento a través del área de Igualdad, en el que se hace expreso el reconocimiento a mujeres que realizan o han realizado su labor en determinados sectores profesionales. En esta ocasión nos toca muy de lleno a los medios y en particular a Radio Salobreña, ya que el gremio elegido ha sido el del periodismo y la comunicación en todos sus frentes. Y es que de las 13 mujeres premiadas prácticamente todas han pasado en alguna etapa de su vida profesional o de colaboración por esta casa, o siguen en ella, como es el caso de Carolina Alanzor.

El acto ha tenido lugar en el Auditorio de Salobreña en una fecha inhabitual, ya que las siete ediciones anteriores se eligió el mismo día ocho de marzo para su celebración. Ha sido el Consejo Local de Igualdad el que decidió por unanimidad el traslado de fecha para que el Día de la Mujer cada una pudiera decidir acerca de las movilizaciones que se convocaron por parte de las plataformas feministas y sindicatos.

La concejal de Igualdad, María José García, ha recordado que de lo que se trata es de visibilizar a mujeres dentro de un determinado ámbito profesional. Y al tiempo destacar el esfuerzo de tantas otras por facilitar el acceso al mundo laboral y defender a través de su trabajo la igualdad de derechos entre mujeres y hombres. En su discurso de hoy, García ha dado las gracias a las mujeres de la comunicación “por ser la voz de todas”.

La alcaldesa de la Villa, Mª Eugenia Rufino, ha puesto de manifiesto en su intervención como las mujeres siguen siendo también minoría en los puestos de responsabilidad de los medios de comunicación debido, entre otras razones, al “techo de cristal”o la falta de políticas de conciliación, algo que, ha afirmado, debe cambiar. “Es necesario realizar más esfuerzos para presentar a las mujeres como líderes y modelos a seguir, abandonado los estereotipos”. Los medios de comunicación dan forma a nuestro mundo, pero también lo hacen las mujeres como poderosas agentes del cambio en todos los ámbitos de la sociedad. Ha llegado la hora de que los medios de comunicación reflejen esta realidad” ha concluido Rufino.

A la hora de preguntarles, las protagonistas de este año han coincidido en sus sentimientos de ilusión, orgullo, pero también de sorpresa, ya que algunas aseguran que no se esperaban este homenaje.

ENCARNI PEREZ: No me siento discriminada, me siento respaldada

Para Encarni Pérez Justo el orgullo es doble, por el homenaje y por compartirlo con colegas de profesión. Ella lleva en esto más de 30 años, desde que comenzara en el Taller de Radio previo a la creación de Radio Salobreña. Dice que ponerse delante de un micrófono es algo muy serio por la responsabilidad a la hora de contar y porque los medios de comunicación son también un motor de cambio. Mujer comprometida, Encarni pertenece a una plataforma de comunicadoras de Granada que lucha por la independencia de las mujeres en el mundo de la comunicación.

Reconoce que las cosas han cambiado mucho, que antes el personal en la Radio era muy numeroso y ahora está ella sola al frente del micrófono en Radio Motril Cadena SER. “Se han perdido muchos empleos por el camino, pro hay que irse readaptando”, señala esta profesional, que como madre quiere inculcar a sus hijas la igualdad y el esfuerzo para que su futuro sea mejor.

DOMINIQUE BERTHOLET: Mi vida es caótica y apasionante

Dominique Bertholet dice que el homenaje le viene un poco grade dada su juventud, pero lo acoge con alegría. Desde siempre soñó con ser periodista y de hecho señala que aprendió a hablar antes que a andar. Pero tras un año en el periódico La Opinión de Granada y el ERE de esa empresa hizo un Master sobre Marketing digital, comercio electrónico y dinamización y gestión de redes sociales que la llevó a apostar por un proyecto personal al que ha llamado “Comunica o muere” de servicios integrales de comunicación.

Asegura que su vida es caótica y apasionante porque lo que hace le permite aprender mucho y ponerse en la piel de empresarios de los distintos ámbitos con los que trabaja.

Nunca se ha sentido discriminada laboralmente, pro sí ha encontrado un obstáculo en la maternidad, que le ha obligado a multiplicarse. Y asegura que se va a dejar la piel para que su hija sea una niña libre e independiente.

ENKA TRIPIANA: Sigo muy vinculada a mi pueblo

Hace años que Enka Tripiana realiza su trabajo fuera de su Salobreña natal, pero viene a menudo y asegura que sigue muy vinculada. Del reconocimiento señala que invita a seguir trabajando y ser menos invisibles.

Tras sus primeros pasos en Radio y Televisión, Enka dio el salto a la música y empezó a trabajar en el departamento de comunicación de Wild Punk, una empresa dedicada a la promoción de eventos musicales. “Al principio no fue fácil, pero con los años nos hemos posicionado”, dice.

Tripiana está muy vinculada a Salobreña, donde desde sus inicios lleva toda la comunicación del famoso Festival Tendencias, con lo que se siente muy a gusto.

Aunque ella no ha sentido discriminación a lo largo de su vida laboral, cree que “hay que seguir luchando porque hay mujeres que se sienten invisibles y eso hay que eliminarlo de la sociedad”

INMA BENZAL: Ver el resultado de mi trabajo me emociona muchísimo

Aunque no es de Salobreña, Inma Benzal lleva tiempo entre nosotros y desde aquí trabaja dentro del mundo del diseño publicitario para grandes marcas a nivel nacional, de esas que podemos ver en los lineales de los supermercados. Y a ella le emociona ver el resultado de su trabajo. “Me emociona muchísimo, me siento como una niña pequeña que ve su dibujo expuesto en clase”, reconoce.

Benzal trabajó durante bastante tiempo en una gran empresa  en el departamento de publicidad y diseño gráfico y la despidieron cuando se quedó embarazada. A partir de ahí comenzó su andadura autónoma. Trabaja desde su casa y sus vecinos ni saben a lo que se dedica, a pesar de ser una persona muy  sociable.

Sobre el homenaje que recibe lo define como raro y maravilloso, porque afirma creer que no se lo merece, aunque lo agradece y lo va a celebrar, como celebró el día de la mujer, no parando porque el trabajo se lo impedía, pero sí colgando un delantal en su balcón para mostrar su solidaridad con la lucha de las mujeres.

ANA CORREA: Nací en mi casa de la Pontanilla de Salobreña

Ana Correa, salobreñera nacida en su casa de la Pontanilla, ha desarrollado toda su vida profesional en la COPE de Motril, sonde sigue tras 23 años ya de carrera.  Tiene claro que las mujeres pueden hacer todos los trabajos que quieran hacer, y aunque no ha sufrido discriminación reconoce que para los altos cargos la mujer sigue sufriendo el llamado techo de cristal.

“Nacemos iguales y somos iguales” sentencia Correa, quien muestra su carácter al asegurar que “si alguien ha querido dominar conmigo no ha podido”,  y cree que no hay que discriminar a nadie por razón de su sexo. Hay que ser respetuosos, “también con los hombres, que no me gusta que se les ataque tampoco”, concluye.

ANA SÁNCHEZ: Deberíamos educar en el respeto, el civismo y la comprensión

Tras realizar trabajos de comunicadora en distintos medios de la Costa, Radio Salobreña y Telemotril entre ellos, Ana Sánchez dio el salto a la publicidad primero y luego a la edición y dirección de revistas de distinto corte. Actualmente es editora de Alhóndiga, revista de índole cultural que se publica en Granada.

Para Sánchez deberíamos educar en el respeto, el civismo y la comprensión. Y añade que el machismo es un componente cultural que hemos heredado de siglos atrás.

No se ha sentido discriminada por ser mujer pero asegura que a veces son las propias mujeres las que se ponen trabas a ellas mismas. Por otro lado se muestra contraria a que todas las palabras que acaban en ‘o’ se feminicen acabándolas en ‘a’. Ella apuesta por seguir las directrices que en cuestión de lenguaje marca el diccionario.

MARI CARMEN GARCÍA: Hay que educar desde la casa

Mari Carmen García, una de las pioneras de Radio Salobreña, afirma sentirse un poco rara porque no esperaba esta consideración hacia su persona. “;e alegro de que se acuerden de mí”, dice a continuación.

Ella fue de las que empezaron de muy jovencitas en el Taller de Radio previo a la puesta en marcha de Radio Salobreña, pero que nunca pensó en que eso fuera a llegar hasta que vio las obras en la Casa de la Cultura.

“Hacer radio fue un sueño para mí”, asegura esta salobreñera que lamenta no haber podido seguir estudiando por su situación familiar entonces. Y agradece a su tía Puri que a través de una amiga le informara sobre el taller de radio que marcó sus comienzos.

Se muestra convencida de que todos deberíamos ser efectivamente iguales, pero sigue habiendo discriminación en salarios y la conciliación familiar sigue siendo difícil. Se ha mejorado, pero hay que educar desde la casa. “Ahí es donde debe empezar todo”.

MARÍA PÉREZ: Me siento superprivilegiada

María Pérez, Periodista, cree que las mujeres comunicadoras tienen un papel fundamental en esta sociedad que busca el cambio hacia una igualdad real. Ella ya tenía claro desde muy pequeña que lo suyo era escribir y que el periodismo iba a ser su vocación.

María trabajó en un periódico donde muchas de sus compañeras eran madres y donde indica que había poca libertad, poco sueldo y pocas facilidades. Y que ahora cada vez que va a hacer una entrevista de trabajo le preguntan si tiene pensado tener hijos, lo que considera una discriminación de libro. Por eso opina que quizá es el empresario el que debería cambiar.

NOELIA GÓMEZ MIRA: Quería ser periodista deportiva

Noelia Gómez es muy joven, aunque hace ya tiempo que trabaja de lo que ha estudiado, es redactora en el periódico Granada Hoy, donde entre otras secciones lleva la de tribunales y, por tanto, los casos de violencia de género. Y además es speaker de la Fundación Baloncesto Granada, la única mujer en este cometido, por cierto, al que llegó también por su amor al deporte. Y es un trabajo que le da muchas alegrías, pero donde también ha sufrido lo suyo; como aquel partido en que el árbitro la expulsó por animar a su equipo en un lanzamiento de tiros libres del equipo contrario. Después todos le dieron la razón, no había infringido ninguna norma. Y además notó el apoyo del público, que increpó al árbitro preguntándole si la había echado por ser mujer.

En su trabajo en prensa escrita intenta contar las cosas tal como son, también en los delicados casos de violencia de género, evitando un titular que pueda justificar el hecho.

CAROLINA ALANZOR GARCÍA: La Radio ha sido mi pasión desde muy pequeña

Carolina Alanzor trabaja actualmente como locutora en Radio Salobreña, pero desde muy pequeña ya practicaba con su micrófono de juguete, por lo que sin temor a equivocarnos se puede hablar de la comunicación ha sido su vocación desde siempre. Sobre todo desde que sus padres le aconsejaron de que cambiara en la carta a los Reyes un Scalextric por otra cosa.

Antes de llegar a Radio Salobreña, Carolina pasó por Vélez Radio y por la Televisión de Almuñécar después de participar en un Taller de Radio en su Instituto. Ha escrito en numerosos medios escritos y realizado infinidad de presentaciones de espectáculos y actos de todo tipo.

Se muestra orgullosa de que en su casa la igualdad no hay ni que plantearla, “las cosas se hacen, independientemente de quién”, señala orgullosa de su padre y su madre por la educación recibida. Una educación que pretende hacer extensiva a su hijo. Por cierto, que ha aprovechado para lanzar su crítica por las dificultades para conciliar la vida familiar y laboral. Quizá, dice, con horarios de guarderías más amplios para asó no tener que delegar en los abuelos.

ELVIRA PALOMARES BURELL

Otra de las galardonadas es Elvira Palomares Burell, otra hija de Salobreña, que desde pequeña quiso estudiar Periodismo, lo que hizo en Sevilla. Trabajó como redactora y locutora en Radio Salobreña hasta que se trasladó a Málaga, donde lleva varios años en el gabinete de prensa de su Ayuntamiento.

El área de Igualdad ha querido este año homenajear también a título póstumo a dos mujeres que han tenido estrecha relación con el mundo de la comunicación. Una de ellas es Inma Correa, licenciada en periodismo, que hizo sus primeras prácticas aquí, en Radio Salobreña y que luego viajó por Europa para aprender idiomas. En uno de ellos conoció a quien después se convertiría en su marido y se estableció en Italia. Estudió Magisterio a distancia, lo que a la postre se convirtió en su profesión hasta su reciente fallecimiento.

Su hermana Ana recuerda que Inma era muy amante de su trabajo, que siempre estaba con un libro abierto y que era muy alegre. Venía mucho a Salobreña, sobre todo a la playa, que le encantaba. Y sus hijas están orgullosas de que Salobreña le brinde este reconocimiento, relata emocionada su hermana Ana.

Y María José Casanova, Milena Casanova, fallecida el año pasado, ha recibido también el homenaje por su labor en el mundo de la comunicación, que tuvo sus puntos culminantes al frente de programas de corte cultural en Radio Salobreña, Camerata Azul, dedicado a la música clásica y, sobre todo, El Jardín de Milena, programa de literatura y cultura en general por el que pasaron grandes nombres nacionales e internacionales y que gozó de una gran audiencia, tanto en la Costa Tropical como allende nuestras fronteras.

Su marido, Eduardo Cruz, recogió el reconocimiento, mientras que su hijo Alberto, a modo de agradecimiento leyó un poema de Milena.

La jornada continuó tras el acto en el Auditorio con un almuerzo de mujeres organizado por el área de Igualdad, con la actuación musical de Kañasur.