Gabriel Alonso apela a la unión de todas y todos en la celebración del Día de Andalucía

“Tenemos que defender nuestra tierra con nuestras mejores armas, que son los valores de solidaridad e igualdad”, dijo el concejal de Fiestas en el acto institucional junto al polideportivo municipal.


La carpa en la explanada junto al polideportivo municipal presentaba un lleno casi absoluto antes del mediodía de este viernes, hora prevista para comenzar los actos conmemorativos del Día de Andalucía.

En esta ocasión ha sido el concejal de Fiestas, Turismo y Casco Antiguo, Gabriel Alonso, el encargado de pronunciar el discurso inaugural de la jornada tras disculpar la ausencia de la alcaldesa “que se encuentra en Madrid trabajando para traer diferentes proyectos a Salobreña”, dijo para recordar a continuación que este 2020 se cumplen 40 años desde que Andalucía eligió su propio camino para ser una Comunidad de primera.

El edil apeló a la necesidad de estar todos unidos de cara al futuro porque “tenemos muchos retos que afrontar” y recordó que ser Comunidad Autónoma significa que todos conformamos un conjunto, que tenemos una historia, un proyecto de vida en común, una forma de ser.

“Andalucía ha sido madre de grandes figuras internacionales que han llevado nuestra tierra por todos los rincones del mundo”, señaló Alonso, quien destacó no obstante que es importante por sus monumentos, ferias, folclore, pueblos o naturaleza, pero sobre todo por sus gentes. “Tenemos que estar orgullosos de nosotros y defender nuestra tierra con nuestras mejores armas: las de la solidaridad y la igualdad”

Tras el discurso de Gabril Alonso, a quien acompañaban miembros de la Corporación municipal y policía local, Adela, presidenta del Hogar del Pensionista de la Villa fue la encargada de izar la bandera de Andalucía a los sones del himno andaluz interpretado por la Banda de Música de Salobreña con todo el público puesto en pie.

Precisamente la música de la Banda ha sido la que ha abierto la festividad, primero con el pasacalles desde su local en la Casa de la Cultura y, tras el discurso, con su tradicional concierto de pasodobles.

Además de la barra, que estaba muy animada desde primera hora, los asistentes ocupaban las mesas tanto dentro como fuera de la carpa, preparados para disfrutar de la Escuela de Flamenco de la Casa de la Cultura, la paella solidaria con la Asociación contra el Cáncer de la Villa y las actuaciones de sobremesa, desde Alfredo Rodríguez y su banda hasta la escuela de baile de Cristina Rosado y las actuaciones especiales de Los Chunguitos o Miguel González, además de los Djs LaHora y MAJ.