Está próxima a constituirse la Junta de Compensación del SUT1, el sector urbanístico de La Caleta que incluye a la azucarera

Tras ese paso administrativo se abordará el proyecto de urbanización de un conjunto que incluirá a la fábrica rehabilitada, viviendas, posiblemente plazas hoteleras y una zona náutica.

EL concejal de La Caleta entrevistado por Sergio Sebastiani.

El entorno de La Caleta y La Guardia no solo se verá modificado a medio plazo con las obras previstas de urbanización y posterior construcción de hoteles en el TH1. En la zona existe también un sector muy importante denominado SUT1, que en un plazo relativamente corto, según las previsiones, podría iniciar su desarrollo. Actualmente está en proceso de constituirse la Junta de Compensación, a lo que seguirá la redacción del proyecto de urbanización.

El SUT-1, situado entre el núcleo urbano de La Guardia y la Azucarera del Guadalfeo, afecta nada menos que al emblemático complejo fabril situado en La Caleta, que prevé su conversión en un complejo náutico-deportivo, turístico y museístico, además del desarrollo residencial del entorno que podría incluir también plazas hoteleras. Pero uno de los puntos más destacados tiene que ver con la rehabilitación y puesta en valor del conjunto industrial, que en 2008 fue inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural, con la tipología de Lugar de Interés Etnológico.

Según ha explicado el concejal delegado de Urbanismo y del anejo de La Caleta del Ayuntamiento de la Villa, Ignacio Trujillo, el proyecto del SUT1 es “grande y ambicioso”, y actualmente está en fase de tramitación y se encuentra “bastante adelantado”. Avanza que la actuación conllevaría una reestructuración del acceso a La Caleta desde La Guardia con un nuevo viario, y también un nuevo acceso desde la carretera nacional 340. Éste partiría desde la rotonda de la entrada por el Sector Norte, pero sería más directa porque no implicaría atravesar la zona urbana del Portichuelo y enlazaría con la cuesta Caracho. Hacia el este de esta última se prevé también otra zona de expansión denominada S3, en la cual también se está trabajando, aunque aún le queda una importante tramitación por delante, según destaca el edil. Pero Ignacio Trujillo hace hincapié en la puesta en valor de la fábrica y en la profunda renovación y modernización que supondrá el proyecto del SUT1 para La Caleta.

Durante muchos años se proyectó en este enclave un puerto deportivo, aunque a día de hoy “está descartado” por tratarse de una zona con elevada profundidad a pocos metros de la costa, según ha explicado el principal promotor de este sector y propietario de la fábrica, Joaquín Martín Montero. Añade que la batimetría “cae en picado y el puerto no sería viable”, aunque la intención es construir un espigón, tal como el que tuvo en su día la azucarera, que permita el atraque de barcos para carga y descarga de pasajeros. Ello permitiría además proteger la playa de La Guardia de los temporales e incluso la creación de una playa en el lado izquierdo.

Martín Montero asegura que este desarrollo se encuentra en plena fase de tramitación, que es lenta porque debe pasar los filtros de administraciones como Cultura y Costas. Actualmente se está pendiente de la aprobación de los estatutos de la Junta de Compensación para constituirla y comenzar a desarrollar los proyectos de urbanización. “Hasta ahora ha ido a fuego lento debido a la administración, pero una vez que nos reunamos los propietarios del SUT1 tendremos que acordar el inicio de las obras de urbanización”, asevera.

Si bien la fábrica ha sido declarada patrimonio industrial, la figura de protección no afecta a todo el conjunto, de manera que algunas edificaciones se conservarán y otras no. Una vez rehabilitada, la idea es crear un museo y ceder su gestión al Ayuntamiento.

El promotor explica que el proyecto general consta de dos sectores, uno a cada lado de la rambla que desemboca en el mar y que separa el recinto de la fábrica del gran solar que se encuentra en primera línea de costa, junto a La Guardia. Señala que podría realizarse en fases, aunque todo dependerá de cómo se encuentre la actividad inmobiliaria al momento de redactarse. Lo que está previsto a priori es la construcción de apartamentos residenciales o plazas hoteleras –que pueden ser bien de hotel o de apart hotel-, y sobre la marcha se irá pulsando la demanda del mercado. En ese sentido, cree que la construcción de los hoteles del TH1 serán una muestra y “deberían darle un empuje” a toda la zona.