Entre lo que queda de 2020 y principios del año próximo se completará la rehabilitación de calles en La Caleta

Se trata de la zona comprendida entre el Lavadero y la Casa de la Cultura. Se está elaborando un plan de obras para no interferir en la temporada estival.

Visita de responsables municipales a la calle Ramblilla.

A lo largo del presente año se acometerán las obras de rehabilitación integral que restan en La Caleta, cuya finalización se prevé a comienzos de 2021. Si bien ya se ha intervenido en varios tramos de la calle Ramblilla, esta actuación pretende completar la renovación de servicios y reurbanización en toda la zona comprendida entre la plaza del Lavadero y la Casa de la Cultura.

Dado que se trata de un tramo muy largo, se está estudiando la forma de ejecutarlo sin afectar la temporada estival, que ya se encuentra cerca. Las opciones son comenzar antes del verano y parar en ese periodo, o bien iniciar las obras una vez finalizada la época de máxima afluencia de visitantes.

Tanto la calle Ramblilla como las demás vías que desembocan en ella tenían un déficit de abastecimiento y de potencia de agua, con unas infraestructuras muy obsoletas que sufrían continuas averías. Según explica el concejal delegado de La Caleta, Ignacio Trujillo, las obras ya ejecutadas han venido a solucionar estas incidencias, y lo propio ocurrirá cuando finalicen los trabajos previstos, que se financian a través del canon de mejora de la Mancomunidad de Municipios.

Por estos días se ejecutan también en La Caleta unas obras de instalación de canalizaciones para abastecer a todo el municipio desde el depósito de agua de Matagallares. La acometida hacia el anejo se está realizando en dos tramos, uno que va desde La Caleta hasta el cruce de La Guardia, que concluyó el pasado martes; y otro que va desde ese punto hasta la zona más alta de la Cuesta Caracho. Si bien la previsión inicial era que esta obra se ejecutara en tres meses, está yendo más rápido de lo esperado, por lo que se espera que entre treinta y cuarenta días esté restablecido el tráfico rodado entre La Caleta-La Guardia y Salobreña, que actualmente está interrumpido. La situación podría complicarse en caso de que se encuentre roca en el subsuelo en la Cuesta Caracho.

Otra actuación que se iniciará próximamente, “en dos o tres semanas” según ha anunciado el edil, es el acerado de La Guardia, que si bien ha sido rehabilitado en algunos sectores, en otros se conserva aún el antiguo.

Trujillo se ha referido también a la situación del conjunto de viviendas de protección social de La Caleta que está inconcluso, lo que ha calificado como un “problema importante”. Dado que la urbanización pertenece actualmente al Sareb –el conocido como banco malo- y a fondos de inversión, el Ayuntamiento no tiene demasiado margen de acción. Su labor se está centrando en contactar con empresas que se dedican a finalizar construcciones que se quedaron paralizadas durante la crisis, y a facilitarles el acceso y los contactos en caso de haya alguna interesada. Pero debido a la situación administrativa en que se encuentran estas viviendas, su finalización conllevaría “una serie de trámites muy engorrosos”, según ha manifestado el edil responsable de La Caleta.