El proyecto de los primeros hoteles del TH1 ha iniciado hoy su proceso de información pública

Todavía quedan algunos trámites que se resolverían “en los próximos meses” y se espera que las obras comiencen antes de fin de año. El proyecto contempla tres hoteles que suman casi 700 habitaciones.

Momento de la presentación del proyecto.

La construcción de los hoteles del TH1 de Salobreña ha dado hoy un importante paso con la puesta en marcha del proceso de información pública del proyecto. Tras esta tramitación que durará veinte días, el siguiente paso será obtener las calificaciones ambiental y turística y, si no hay alegaciones o se resuelven rápidamente, el Ayuntamiento estará en condiciones de otorgar la licencia de obras.

En lo que ha sido calificado por la alcaldesa de la Villa como “un hito” y como “la noticia de los últimos años, no solo de esta legislatura”, esta mañana se ha presentado el proyecto de los establecimientos hoteleros que prevén construirse en la manzana ya urbanizada del TH1, situada en la playa de La Guardia junto al Peñón. Serán tres propuestas hoteleras diferentes las que se implanten allí, que entre todas suman 684 habitaciones, promovidas por un grupo de cadenas hoteleras mallorquinas integrado por Viva, Princess, Zafiro y Eix Hotels. Las tres primeras son marcas de carácter más familiar, mientras que la última se centra más en “hoteles boutique”. El grupo todavía no ha definido cuáles de estas marcas aplicará a este producto novedoso para él, pues es el primer establecimiento que pondrá en marcha en la península. Hasta el momento su actividad se centra en las Islas Baleares y otros destinos internacionales, pero siempre apuntando a “proyectos de costa tipo resort”.

Dos de sus responsables, Monserrate Amengual y Martí Serra, han estado presentes en la presentación realizada esta mañana. Según han explicado los empresarios hoteleros, una vez que se obtenga la licencia el ritmo de construcción de cada hotel estará determinado en función de las exigencias de los touroperadores con los que se acuerde su comercialización. Probablemente se inicie en una parcela de 35.000 metros cuadrados integrada en la manzana, donde se proyectan 228 habitaciones. En la parcela restante, de 65.000 metros cuadrados, se prevén otras 456 unidades.

La alcaldesa de la Villa, María Eugenia Rufino, ha asegurado que este proyecto inversor es “uno de los más potentes de la provincia a nivel turístico.


Así quedarían los hoteles vistos desde el mar.

La alcaldesa ha destacado la paciencia que ha tenido la cadena hotelera Viva Hotels para sacar adelante este proyecto, en el que está implicada desde finales de los años noventa. Su director gerente, Monserrate Amengual, afirma que una vez conseguido este paso será “un no parar” hasta completar la tramitación restante.

Destaca Amengual que junto a la aprobación del proyecto quedan otras dos patas importantes en las que trabajar, como la financiación, que se está gestionando con distintas entidades financieras, y la concreción de acuerdos con touroperadores para poder llenar de clientes los hoteles. Se trata de una cuestión fundamental, y más teniendo en cuenta, según afirma la alcaldesa, que la Costa Tropical no está consolidada en el mapa de destinos turísticos, “y ni siquiera está dibujada”.

Rufino ha apostado por la cautela y no ha querido fijar plazos para el inicio de las obras. Ha explicado que la calificación ambiental necesaria para ello la otorga el Ayuntamienoto, mientras que la turística depende de la Junta de Andalucía, motivo por el cual ya pidió una reunión con el consejero de Turismo para transmitirle la importancia de este proyecto y que ese trámite no se dilate.

La regidora cree que “en pocos meses estaremos otorgando la licencia” y ha aventurado que las obras comenzarán este año, mientras que el tiempo de construcción no superaría el año, según el grupo hotelero.


Vista desde el Castillo.

En cuanto al proyecto en sí, se ha desarrollado buscando siempre el menor impacto posible a nivel visual y ambiental, y de hecho la limitación que se imponía al tratarse de un entorno BIC “ha sido aprovechada como una fortaleza”. Así lo ha afirmado el arquitecto municipal del Ayuntamiento de Salobreña, Francisco Morejón.

Según Morejón, no hay menoscabo de la visión del Casco Antiguo desde la playa, ni tampoco de la vista desde el núcleo histórico, pues se ha querido recrear la panorámica histórica de las parcelas de la vega mediante el tratamiento de quinta fachada en las cubiertas, algunas de ellas con cobertura vegetal. Añade que la normativa hubiera permitido la construcción de un millar de habitaciones, pero el número final se queda en menos del 70 por ciento “para seguir los estándares de calidad que se exigen” en la actualidad.

En definitiva, cada uno de los tres hoteles previstos se construirá en una fase diferente, cada una de 228 habitaciones. La inversión total, entre la compra de los terrenos y la construcción, asciende a unos 60 millones de euros, según el director gerente de Viva Hotels, según la cual se generarían 150 puestos de empleo directos, a los que hay que sumar todos los indirectos.

La alcaldesa de la Villa ha querido aclarar por otra parte los motivos por los que esta presentación se realiza en estas fechas, previas a varios procesos electorales.

Sobre la urbanización de la segunda manzana del TH1, Rufino ha explicado que ayer se celebró una asamblea general ordinaria de los propietarios, donde se trató el asunto. Según ha relatado, hay una agencia de inversión interesada en adquirir las dos parcelas que conforman esa manzana en una operación que “está muy avanzada”, por lo que hay propietarios que están en proceso de venta. En ese sentido, ha indicado que el Ayuntamiento “no va a ser inflexible en la exigencia de urbanización”, por lo que “se ha dado un plazo razonable de un par de semanas para saber si los que ejecutarán la urbanización son los actuales propietarios o los nuevos adquirentes”. Por tanto, Rufino espera “que en pocas semanas podamos contar algún avance”.