El Pleno aprueba un Plan para amortiguar las incidencias del cambio climático en Salobreña

Se incluye dentro del proyecto europeo ‘Enpowering’ y contempla actuaciones como sustitución de luminarias o mejoras de ventanas para ahorrar en calefacción, entre otras.  

Salón de plenos durante la sesión.

El Pleno del Ayuntamiento de Salobreña aprobó este lunes por unanimidad el PACES, Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible, que forma parte del proyecto europeo ‘Enpowering’ encaminado a la transición hacia un nuevo modelo energético, en el que en el caso de Andalucía ya se recoge la obligatoriedad de elaborar dicho plan por parte de los municipios andaluces.

El Plan consta de dos partes, una primera de diagnóstico en la que se tienen en cuenta las previsibles incidencias que van a producirse en Salobreña como consecuencia del cambio climático, como aumento de vientos, subida del nivel del mar, etc. Y la segunda parte, consistente en la aplicación de diferentes medidas tendentes al ahorro energético y, por tanto, la mejora del medio ambiente y el descenso de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). El concejal de Medio Ambiente expuso las medidas a tener en cuenta para lograr estos objetivos, como sustitución de luminarias o petonalización del Paseo marítimo.

13 municipios andaluces forman parte de este Plan, de los cuales dos de ellos son granadinos. En el caso de Salobreña está adherida desde el pasado año dentro del proyecto ‘Enpowering’.

En el turno de intervenciones, los corporativos se mostraron a favor del proyecto y de la incorporación de Salobreña al mismo. Así lo expresó, por ejemplo la portavoz de Ahora Sí, María Jesús Castaño, aunque a renglón seguido derivo el debate hacia la defensa de espacios verdes y arbolado en el municipio. Castaño trasladó la explicación de los técnicos de Medio Ambiente en el sentido de que el Plan contempla el mantenimiento de zonas verdes como prioritario, lo cual, dijo, se contradice con la eliminación de zonas ajardinadas en la Avenida García Lorca o en la playa, entre otros puntos del municipio.

Añadió que no se había levantado el acerado en esa zona por la fuerza de las raíces como explicó el concejal para justificar la obra, mientras que éste respondió que había una parte levantada y era previsible que a futuro ocurriera lo mismo con el resto.

La edil de Ahora Sí recordó la presentación de una propuesta por parte de su grupo para la sustitución progresiva de las palmeras tipo Washingtonias por otros árboles y plantas autóctonos que causen menos molestias y den sombra. María Eugenia Rufino respondió que se estudió la propuesta pero que era muy costosa.

El Plan era a diez años, recordó Castaño, a lo que la alcaldesa respondió que se puede hacer más adelante.

La portavoz de IU se refirió a otras zonas de la Villa con aceras levantadas y abogó porque se arregle y porque el proyecto PACES no se quede sólo en el papel.

La alcaldesa de la Villa señaló que fueron lo comerciantes de la zona los que solicitaron por escrito al Ayuntamiento la actuación en García Lorca.

La portavoz del PP anunció su voto a favor del Plan de acción para el clima y la energía sostenible (PACES) y que este sirva para adecentar todas las zonas verdes del municipio.

Finalmente el punto a debate, es decir, la ratificación del PACES-Proyecto Enpowering, se aprobó por unanimidad.