El Pleno aprueba la bajada de sueldos propuesta por el Gobierno

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print


Incomprensible e insólito lo ocurrido en el  primer pleno que  se celebró ayer tras las elecciones municipales. Así lo calificaba el alcalde de la Villa, Gonzalo Fernández Pulido que , tras incluir  en el mismo la propuesta de una importante bajada de sueldos para el equipo de gobierno que supondrá un ahorro para las arcas municipales de más de 200.000  euros por mandato,  vio como los  partidos de la oposición  votaban en contra.

“No comprendemos porqué lo han rechazado, aseguraba la primer teniente de alcalde MªCarmen Callejón, ya que se trata de una medida de austeridad, una medida ejemplarizante,  con una disminución  importante de los sueldos que  nos sitúa por debajo de lo que se cobraba en 2007, lo que supondrá un ahorro de 45.000 al año.

“Nos ha sorprendido, continuaba la edil,  su negativa a apoyar esta medida,  que se ha aprobado solo con los votos del equipo de gobierno, cuando además  ha sido  una de las reivindicaciones  que más nos han hecho los demás grupos.

Callejón  adelantaba además que ese ahorro irá destinado al capítulo de inversiones para  propiciar la creación de empleo en la Villa, tal como se habían comprometido en su programa electoral.

Por su parte el alcalde, Gonzalo Fernández Pulido, quiso dejar claro, enseñando su nómina  al pleno, que “aquí no hemos venido a lucrarnos, la mayoría tenemos nuestra profesión, y lo único que vamos a hacer es cobrar los mismo que percibimos en  nuestros respectivos  trabajos.

Además de este punto, el primer pleno de la nueva Corporación incluía otros dos importantes cuestiones que, según Cajellón  daban cumplimiento a los compromisos que el partido socialista había adquirido con la ciudadanía.

En primer lugar, se aprobó que los plenos puedan ser por la tarde para facilitar la participación ciudadana,  y con una periodicidad mensual. Y en segundo lugar se dio conocimiento de un nuevo Plan de  disposición de Fondos para poder así  garantizar a  los  proveedores de la Villa que van a  cobrar sus facturas, con un calendario de pagos consensuado y lo que  es más importante, decía Callejón, siempre cumpliendo con la legalidad.