El personal sanitario y de seguridad de Salobreña trabaja al cien por cien, sin registrar contagios

Se ha reforzado el centro de salud y los agentes de la Policía Local se realizan controles permanentes de temperatura corporal.

Centro de salud de la Villa.

El personal y sanitario y de fuerzas de seguridad de Salobreña se encuentra al cien por cien de su capacidad para atender la situación de emergencia con motivo del coronavirus, y en ningún caso se ha producido hasta el momento algún contagio. En el caso del centro de salud, ha habido además un refuerzo de efectivos.

Pese a algunos rumores, la alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, afirma que “ni ha habido contagios en el centro de salud ni tampoco en la Policía Local o en la Guardia Civil”. En el caso del cuerpo local, se ha dispuesto un termómetro en la jefatura para que los mismos agentes se tomen la temperatura al entrar y salir. La alcaldesa ha ponderado la labor “incansable” del personal de seguridad, ante lo cual, ha dicho, “me quito el sombrero”.

Ya alcanzan la treintena las sanciones interpuestas por la Policía Local, a las que se deben sumar las que haya interpuesto la Guardia Civil. Para Rufino no es una cifra elevada, teniendo en cuenta el número de vecinos que tiene la Villa, aunque reprocha que “sigue habiendo comportamientos incívicos que deben corregirse, pues no solo se arriesga esa persona, sino que pone en riesgo la salud de todos los demás”.

La primera edil considera “absolutamente irresponsable” realizar determinadas salidas sin justificación, como “dar un paseo con el carro del bebé”, o salir a hacer compras que no son imprescindibles, ante lo cual “hay que intentar comprar con previsión de varios días”, y lo mismo respecto a las medicinas. También ha advertido de cara al día 25, cuando se pagan las pensiones, para que las personas mayores no se desplacen a las entidades bancarias para comprobar su ingreso, que bien puede ser realizado por parte de algún familiar por vía telemática.

Por otra parte, la regidora ha querido trasladar tranquilidad respecto a la llegada al municipio de personas de segunda residencia, al señalar que la Guardia Civil “está controlando muchísimo” los desplazamientos por carretera de gente que pueda llegar desde otras provincias, e indica que si alguien ha conseguido llegar aquí, “no se le puede echar porque está en su vivienda, pero deben respetar el Decreto y guardar allí el confinamiento”. Sí les está permitido el desplazamiento para volver a su primera residencia.