El Metro acerca más las atractivos monumentales, paisajísticos y gastronómicos de Albolote

Su Iglesia de la Encarnación, del siglo XVI, la del mismo nombre de Motril y Santa María de Almuñécar son obra del mismo arquitecto, Ambrosio de Vico.


El municipio tiene suficientes atractivos como para organizar un día de visita o varios, ya que aúna muchos restos de su huella árabe y romana, una Iglesia del siglo XVI y rutas para hacer a pie por el entorno del Pantano de Cubillas que, a la hora de descansar de la caminata nos pueden llevar directamente a cualquiera de los restaurantes que ofrecen especialidades gastronómicas ricas como para repetir la visita.

Pero ahora, desde que comenzó a funcionar el Metro, Albolote ha alcanzado un renombre especial, ya que al ser una de las estaciones término son muchos los granadinos que se apean en la localidad para disfrutar de sus terrazas, bares y restaurantes. Por ejemplo el que todos los alboloteños conocen como ‘El Bichito’, donde sirven un bacalao con tomate exquisito, según nos cuenta Lola del Río, directora de la emisora municipal Radio Albolote y guía de excepción para los oyentes de Radio Salobreña en nuestro recorrido por esta localidad a tan sólo siete kilómetros de Granada donde, además, podemos degustar pescaíto freso en Las Peñas, Choto al ajillo en Zahir o pierna de cordero en el Asador Aguilera. Sin olvidarnos del Arroz con conejo, una de las especialidades de la zona.

Y dentro del pueblo podemos acercarnos a la Iglesia de la Encarnación, del siglo XVI, que de alguna manera hermana a Albolote con la Costa, ya que su arquitecto, Ambrosio de Vico, fue el artífice también de la Encarnación de Motril y Santa María de Almuñécar. En su interior podemos admirar su artesonado mudéjar.

Y después podemos recorrer la historia a través de la Vía Romana que se conserva en el entorno del pantano de Cubillas. Y llegar hasta el Torreón o atalaya de época Nazarí, una torre vigía desde la que se divisa toda Granada y su área metropolitana.

Por cierto, que cada Febrero, por la Candelaria, los alboloteños tienen como tradición subir al Torreón.

Albolote tiene también su procesión de los terremotos. Cada abril saca el Cristo de la Salud para agradecerle por haber librado al pueblo del seísmo que en 1956 causó 5 muertos en el municipio.

Y fiestas como el carnaval. que fomenta el Ayuntamiento, las cruces de Mayo y sus fiestas populares en la primera semana de agosto, de las más importantes del área metroplitana, con muchas casetas y animación.