El Castillo de Salobreña recibe a su visitante un millón

Patricia, de origen francés, ha recibido un obsequio de parte de la Alcaldesa. Los visitantes se comenzaron a contabilizar en el año 2000, cuando se informatizó la venta de entradas al monumento.

La alcaldesa hace entrega de un obsequio a Patricia y su pareja Olivier.

El Castillo de Salobreña ha recibido este viernes a su visitante 1 millón. Patricia, de origen francés, ha cruzado la puerta de la fortaleza pasadas las 13.00 horas junto a su pareja Olivier y ambos han recibido de manos de la alcaldesa de la Villa, María Eugenia Rufino, un obsequio conmemorativo de esta visita tan señalada.

Rufino, quien destacado esta “cifra redonda” que hoy se ha conseguido, ha calificado a la Alcazaba como la “joya de la corona” siendo el máximo atractivo del municipio incluso por encima de “nuestra fortaleza: el sol y playa”. “Está en nuestra intención continuar poniéndolo en valor y mimarlo para mostrarlo al mundo”, ha concluido la alcaldesa de Salobreña refiriéndose al Castillo, “al que nos debemos acostumbrar a llamar Alcazaba porque tras las últimas excavaciones está por encima de un castillo al uso”.

Durante 2019, el Castillo recibió 55.847 visitas, casi 4.000 personas más que en 2018. El día de máxima afluencia fue el 19 de abril (Viernes Santo) con la llegada de 878 personas a la fortaleza. En este sentido, cabe destacar que los periodos de mayor afluencia son la Semana Santa y los meses de verano, desde junio a septiembre suponiendo un 47.75% del total anual de visitas.

En cuanto a las características de los turistas, se estima que el 60% son de procedencia española, principalmente familias y grupos de jubilados. En cuanto al visitante extranjero se concentra más en la época estival y principalmente proceden de Francia, Alemania e Inglaterra aunque también se registran visitas de origen nórdico y eslavo, sobre todo en otoño a invierno.

La media de entrada al día durante el último año ha sido de 154 personas diarias y la anual ronda las 50.000 personas al año.