El Ayuntamiento pide implicación de las administraciones para solucionar la mancha en las aguas de la Costa

La alcaldesa ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha confirmado, según le han reconocido desde el Seprona, que las muestras recogidas arrojan una presencia “ínfima” de aguas fecales.

Miembros del Equipo de Gobierno durante la rueda de prensa.

Una vez hecho todo lo que estaba a su alcance para detectar el origen de la mancha que aparece en las aguas del municipio, el Ayuntamiento de Salobreña ha pedido a la Guardia Civil que dé a conocer de forma oficial los resultados de los estudios realizados, y a la vez que investigue cuáles son las causas para su posible solución. También le solicita a la Junta que cumpla con sus competencias en materia de depuración de aguas.

La alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa junto a otros miembros del equipo de gobierno en la que ha confirmado, según le han reconocido desde el Seprona de la Guardia Civil, que las muestras recogidas días atrás arrojan una presencia “ínfima” de aguas fecales. Señala que no es una situación que tenga lugar exclusivamente en las playas de Salobreña y aclara que las aguas son totalmente aptas para el baño.

La comunicación del Seprona al Consistorio no se llevó a cabo de la mejor manera, incluido un desentendimiento con el gabinete de prensa de la Guardia Civil, por lo que el Consistorio le ha pedido a esta fuerza que informe de manera oficial, y a la vez que lleve a cabo la correspondiente investigación, al señalar que no es competencia municipal perseguir el delito.  Más allá de eso, ofrece toda la colaboración que esté al alcance del Ayuntamiento para aclarar la situación.

Rufino asegura que no es un vertido procedente del tratamiento de aguas de Salobreña, lo cual ya ha sido comprobado a través de la empresa Aguas y Servicios, y también se descartan posibles focos de vertidos industriales. Niega asimismo que se trate de depuradoras desbordadas, como se ha llegado a comentar también, debido a que las estaciones del entorno están a un 65 por ciento de su capacidad aproximadamente.
Junto a estas comprobaciones, la alcaldesa recuerda que ha sido iniciativa del Ayuntamiento la salida con un barco para buscar la mancha en el mar y poder analizarla, por lo que asegura que ha hecho todo lo que está a su alcance para buscar la causa, pensando en llevar tranquilidad a vecinos y visitantes y también en mitigar la imagen negativa que esta situación está generando a nivel turístico. María Eugenia Rufino asevera que las aguas del municipio son completamente aptas para el baño, y si no fuera así la Junta de Andalucía sería la encargada de decretar el cierre de una playa. “La Consejería de Salud jamás va a correr el riesgo de poner en peligro la salud de los bañistas”, añade. Además, el último de los análisis regulares realizado en las aguas de la Villa, que fue posterior a la toma de muestras por parte del Seprona, también evidencia la aptitud de las aguas para el baño.

Lo que pide la alcaldesa es que todas las administraciones hagan su parte. Por ejemplo la Junta de Andalucía, que tiene la competencia en materia de depuración e incluso cobra un canon para ello en los recibos del agua. El problema de la depuración existe en muchos municipios de España, lo que incluso ha valido fuertes multas económicas por parte de la Unión Europea y también denuncias penales contra alcaldes, como el de Nerja. Y a ello se suman denuncias privadas, como la que interpuso un colectivo ecologista contra varios municipios de la comarca y la provincia, incluida Salobreña, aunque en su caso acaba de ser archivada, ya que el problema de la depuración en el municipio está resuelto.

En la misma línea, el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Salobreña, Ángel Coello, ha pedido lealtad institucional al resto de organismos para que tomen las medidas que son de su competencia y que vayan hasta el final de la situación.

En definitiva, les pide que no paren y que no esperen al año próximo cuando surja el mismo problema.

Respecto a la época de aparición, en pleno verano, la alcaldesa señala que puede estar asociada a la masificación por la llegada de habitantes de segunda residencia, o bien que en el invierno, por efecto de las mareas, también se produzca la mancha pero se desplace a otras zonas del Mediterráneo.