El Ayuntamiento implantará el aparcamiento en batería a lo largo de toda la avenida de Andalucía para habilitar más plazas en la playa

La alcaldesa de la Villa lamenta no haber sido invitada a la visita realizada a Motril el pasado lunes por el consejero de Salud para hablar sobre el futuro del centro de salud de Salobreña.

Avenida de Andalucía.

El Ayuntamiento de Salobreña tiene intenciones de extender a la zona de la playa la modalidad de aparcamiento implementada recientemente en la parte más céntrica de la avenida del Mediterráneo. Se trata de una alternativa para habilitar nuevas plazas y paliar un problema que sufre el municipio de manera endémica, especialmente en temporada estival.

En la entrevista realizada ayer en Radio Salobreña con motivo de cumplirse el primer año de la actual legislatura, la alcaldesa destacó en su balance la creación de nuevas plazas de aparcamiento público en la localidad, que se materializó con el repintado de los espacios en la avenida del Mediterráneo para que se lleve a cabo en batería. Dado que “está funcionando muy bien”, la regidora adelantó que está previsto hacer lo mismo en el vial central de la playa “para racionalizar el espacio y sacarle el mayor rendimiento posible”.

La actuación abarcaría toda la avenida de Andalucía, desde su inicio en la rotonda de la avenida del Mediterráneo hasta la desembocadura del río Guadalfeo.

Rufino no cree que haya tiempo para implementar esta modalidad de estacionamiento este verano, ya que no solo hay que repintar toda la señalización horizontal, sino que la actuación requiere algo de obra para quitar los setos ajardinados allí donde estorban. No obstante, aunque no quiere adelantar una fecha, asevera que “tarde o temprano lo vamos a hacer”.

La alcaldesa puso de relieve también la bolsa aparcamiento que se va a habilitar en el parque de la Libertad, que “servirá para paliar en parte” los problemas que tiene la zona céntrica en ese sentido. Y explicó que se ha planteado en varias ocasiones la construcción de aparcamientos subterráneos, pero se considera “inviable” no solo desde lo económico, sino también desde lo técnico, debido al elevado nivel freático que tiene la localidad.

Por otra parte, la alcaldesa se refirió a la situación del proyecto del nuevo centro de salud, que pese a la cesión a la Junta de Andalucía de los terrenos situados junto al TH1 para su construcción, la actual administración no parece muy convencida de llevarlo a cabo. Casualmente, el consejero de Salud, Jesús Aguirre, visitó el pasado lunes el Hospital de Motril, aunque María Eugenia Rufino lamentó que no se la haya invitado al acto. En su opinión, el gobierno autonómico “se está equivocando” en su postura, y abogó por la “lealtad institucional”. Cree que esta visita “era el momento oportuno” para que la Junta le comunicara qué va a pasar con este proyecto tan importante.

Una opción planteada por la actual administración andaluza era la ampliación del actual centro de salud, lo cual para la alcaldesa sería “un error garrafal”, ya que se “condena su crecimiento a medio plazo”. Además, recuerda que en su momento “hubo total consenso” entre el Ayuntamiento y la Junta para construir un nuevo edificio, y por ello se realizó toda la tramitación para la cesión del solar, que es de titularidad municipal. No es el caso del terreno contiguo al actual centro, que sería necesario para su ampliación, y que tendría que ser adquirido por el Consistorio. Sería “un nuevo gasto para las arcas municipales para una solución mucho peor que la construcción de uno nuevo”, concluye.

En otro orden de cosas, Rufino se refirió a la programación cultural del verano, que no contará este año con los dos festivales más emblemáticos, el Tendencias y el Lucero del Alba. Lamentó haber tenido que renunciar a ellos, pero argumentó que “no podemos garantizar una seguridad plena, aún con los espectadores sentados”. Sí se retomará la agenda cultural, pero “con muchísima prudencia”, planteándose para ello la utilización de recintos amplios como el anfiteatro. En ese sentido, avanzó que la concejal de Cultura “está trabajando en un paquete de programación interesante”.