El Ayuntamiento estudia la posibilidad de prohibir los saltos desde el Peñón

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print


Se trata de una práctica a la que los salobreñeros estamos habituados, aunque de puertas para afuera llama la atención. Especialmente en época estival es habitual ver a personas, especialmente niños, saltar al mar desde el Peñón utilizando las rocas como plataforma. Pero en los últimos días la situación ha alcanzado trascendencia nacional por el peligro que puede suponer para quienes realizan esta actividad.

En los últimos días se ha podido ver la noticia en canales de televisión de alcance nacional como Telecinco, La Sexta o TVE, y en medios gráficos como El Mundo. Desde el Ayuntamiento reconocen que esta práctica entraña un peligro, pues un resbalón o una zambullida en una zona de rocas sumergidas podría provocar un grave accidente. Pero también aseguran que los vecinos de Salobreña conocen bien la zona y los sectores donde tirarse al mar, y que el problema se produce con los visitantes que no tienen esa experiencia.

La concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Salobreña, María Carmen Rodríguez Callejón, ha afirmado que las playas del municipio son totalmente seguras, pese a que la Ordenanza Municipal vigente no prohíbe esta actividad. Sin embargo, se plantea a futuro una modificación para regularla.

Como medida más inmediata a nivel preventivo, Rodríguez ha asegurado que el Ayuntamiento procederá a señalizar la zona para advertir sobre el posible peligro que puede suponer saltar al mar desde el Peñón, tal y como se ha indicado en todas las campañas de seguridad ciudadana que se han llevado a cabo. La advertencia no sólo centra en los saltos al mar, sino también a los paseos por las rocas, que también pueden entrañar peligro. 

Rodríguez admite que años atrás se ha producido algún accidente en la zona del Peñón, aunque principalmente se ha tratado de personas que no conocían la zona. La edil destaca que las playas cuentan con un dispositivo de Protección Civil, cuyo puesto se encuentra a pocos metros del peñón, y también una patrulla de la Policía Local destinada a la playa, todo ello en el marco de un plan integral de seguridad para el municipio.