El Ayuntamiento de Salobreña se une a otros muchos de España que demandan datos específicos de contagios

Ello permitiría aplicar mecanismos y ayudas más concretas en cada municipio. También solicita la realización de tests para confirmar los casos positivos.


Salobreña se ha sumado a muchos ayuntamientos de España que solicitan a las autoridades sanitarias información específica sobre los contagios de coronavirus que existen en su municipio. Ello permitiría llevar a cabo actuaciones concretas para atender a esas personas e incrementar las medidas preventivas de propagación del virus.

La alcaldesa de la Villa, María Eugenia Rufino, asevera que “hay una queja de todos los alcaldes de España”, que piden que los datos se desagreguen por municipios, con el fin de aplicar todos los mecanismos, protocolos y ayudas que se puedan ofrecer. Critica que la información que se ofrece es global y no hay información respecto a casos concretos de contagio, salvo algunos casos concretos donde se ha pedido ayuda específica al Consistorio.

Tal como manifestó ayer, Rufino reitera que hay “bastantes casos” en Salobreña, aunque no conoce la cantidad. Asimismo, demanda la realización de tests para poder confirmar los casos positivos. Indica que hay dos perfiles de pacientes en el municipio, pues alguno se encuentran en una cuarentena preventiva hasta que los servicios sanitarios vean cómo evolucionan los síntomas que padecen, ya que son sospechosos de un posible contagio; y otros que ya están en aislamiento absoluto, pues todo indica que se trata de casos positivos, solo a falta de confirmación, algo que no ocurre porque no se están haciendo tests.

La alcaldesa cree fundamental la llegada de estos tests, especialmente para conocer el estado del personal sanitario y de seguridad, pues en caso de ser positivos podrían convertirse en un foco de contagio. De hecho, ha dado la orden de que los policías locales que presenten algún síntoma se queden en casa y se aíslen. Si se contara con estos tests rápidos, se podrían descartar posibles contagios.

Otra demanda es la de material sanitario como mascarillas, cuya llegada es una gran incertidumbre. Si “ni el Gobierno ni la Junta de Andalucía saben dar una respuesta de lo que está pasando, menos puede saberlo esta alcaldesa”, subraya María Eugenia Rufino, quien manifiesta su “preocupación extrema” por las carencias de ese material que tiene Salobreña. No solo es necesario para los sanitarios o cuerpos de seguridad, sino para otros servicios como la ayuda a domicilio, que es “esencial para cuidar a los mayores, pero sin la protección necesaria se ponen en riesgo ellos también”. Otro personal que también requiere de estos elementos es el de voluntariado, cuya labor está permitiendo que el resto de la población pueda quedarse en casa.

El lunes llegó una pequeña dotación de mascarillas a Granada, aunque el número que llegó a Salobreña ha sido de apenas 80, pues había 4.900 para toda la provincia, y 2.200 se quedaron en la capital. Una cantidad “irrisoria” según la alcaldesa, pues solo el personal de ayuda a domicilio alcanza las 61 personas. También las farmacias han acusado falta de estos materiales para su venta al público. Más allá de su enfado, la regidora confía en que en los próximos días se resuelva la situación.

Por último, Rufino ha querido dar ánimo a los vecinos de Salobreña, Lobres y La Caleta, y ha mostrado su convencimiento de que esta situación va a pasar pronto.